jueves, 9 de agosto de 2012

DESDE MI TORRE: ESTA NO ES LA FORMA


Este hombre, con fama de liarla allí por donde pasa desde tiempo inmemorial, no sé si se da cuenta de que él es un diputado andaluz y de que como tal está representando a Andalucía en el parlamento regional. Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda, diputado de IU, y uno de los máximos dirigentes del Sindicato Andaluz de Trabajadores, por muchas razones que particularmente le asistan para gritar allí donde quiera, que particularmente aplaudo, -aunque debiera hacerlo en la tribuna parlamentaria-, no puede de ninguna manera convertirse en un vulgar ladrón en nombre del pueblo andaluz asaltando supermercados, avasallando a la clientela, agrediendo a algunos trabajadores de estas empresas y haciendo frente dialéctico a la policía.

Si este señor quiere convertirse en una nueva versión de Robin Hood, rompiendo las reglas de juego de la democracia, lo primero que debe hacer es abandonar su acta de parlamentario -lo que de ninguna manera le interesa para no dejar su buen sueldo y prebendas varias- y tirarse al monte con faca y trabuco, extorsionar a los ricos y repartir lo robado a los pobres en su quimérica rebeldía de salvador de una crisis, quizás emulando la letra de Fernando Villalón: -Echa vino, montañés, / que lo paga Luis de Vargas, / el que a los pobres socorre / y a los ricos avasalla. O a las historias bandoleras, casi todas falsas, de Juan Caballero.

Está claro que yo no me siento representado en el Parlamento de Andalucía ni por este señor ni por nadie, porque a nadie voté, aunque siempre he respetado lo que han dicho las urnas, que son soberanas. Y en este caso, después de escuchar al señor Valderas, aún menos, máxime cuando todo lo que le va a ocurrir a este diputado es una regañina de palabras, que el viento se las lleva, de su grupo parlamentario, por mucho que haya dicho la Justicia que lo detenga la Guardia Civil en una especie de pantomima que no se cree nadie. Siento repugnancia con la actitud del señor Sánchez Gordillo y de todos cuantos lo apoyaron en este robo -que no es otra la sencilla definición- que debe estar penado por la ley.

Quien quiera convertirse en un nuevo héroe, peleando contra el hipotético sheriff de Nottingham, que abandone el escaño que parte del pueblo andaluz le otorgó con sus votos. Hay que luchar, y fuerte, en el Parlamento, pero eso de robar en nombre del pueblo, y echando más leña a una hoguera que está bien viva, sólo merece la cárcel. El pueblo, que ya está harto de aguantar, puede manifestar su hartazgo con masivas huelgas, pero jamás violentas. A esto sí me apunto, porque el derecho a la huelga está recogido en la Constitución. Pero este señor, y en unos tiempos en que una cerilla es una bomba, nos está enseñando todo lo contrario, aunque bien puede aplicársele la antigua letra de esta antigua copla por Soleá, no en la acción, pero sí en el pensamiento:

Dice cosas este loco
que no suenan a verdad,
pero a mentira tampoco.



12 comentarios:

  1. Partiendo de que agredir a los empleados es una burrada surgen otra serie de preguntas: ¿la tribuna parlamentaria sirve de algo?, ¿es más ladrón este señor que los que la usan y se lo llevan muerto (caso de quienes tienen casas, en plural, en Madrid y cobran por tener que vivir en Madrid habiendo sido elegidos por otro lugar)?
    De hecho, como aldabonazo no puedo sino aplaudir este hecho, otra cosa sería la sistematización del mismo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Por cierto y al margen de esta entrada: me encanta tu blog, ameno, fundado, con peso y con alma. Un acierto dedicar espacio a la poesía y al erotismo sin exclusividad. Enhorabuena. Como habrás observado te descubrí hace muy pocos días y estas cosas hay que decirlas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Lo mejor es ignorar a sujetos como éste. Si tuviera la ocasión haría lo que han hecho todos los dictadores: machacar a los ciudadanos. Está en contra del sistema (yo también, pero como la mayoría lo ha aceptado, pues hay que acatar la voluntad de la mayoría) pero come y vive, y muy bien por cierto, a costa del Sistema. Y además tiene el cinismo de ser parlamentario (y cobrar) representando o queriendo representar, a muchos andaluces.

    ResponderEliminar
  4. Estoy totalmente de acuerdo con este anónimo, aunque le recuerdo que no hay que esconderse bajo un anonimato para expresar lo que uno siente. ¿Daremos alguna vez la cara? Es lo lógico, ¿no?

    ResponderEliminar
  5. Amigo Joaquín: aunque no estoy de acuerdo con tu propuesta, es aceptable y puede debatirse, que es lo que yo he pretendido explicar en esta página. Este hombre es un diputado andaluz y ocupa un lugar en la tribuna del Parlamento. Sólo ahí es donde tiene que presentar sus denuncias. Si todos secundásemos su ejemplo, este país sería un país sin ley, y eso no puede ser posible, como no puede ser posible que a este señor, por estar "aforado", no se le pueda detener. La pantomima de la que hablo. ¿Tú te crees que yo no tengo ganas de pegarle un buen guantazo a todos los políticos que nos están robando? ¿Qué diría el señor Gordillo? Anímate y vente a Madrid a la manifestación de Septiembre.

    Gracias por tus piropos hacia mi blog, que es el de todos. Sí está hecho con alma y con diversidad de temas. Cualquier día me parten la boca por mis opiniones, pero es que me la han roto tantas veces...

    Gracias de nuevo, amigo. ¿Desde dónde me escribes?

    ResponderEliminar
  6. Con lo que le han dado los encargados de ponerle voz a la derecha en la prensa sevillana, no hace falta más leña... Si estos señores, que desde luego no honran a su gremio, fundamental para la sociedad, le echaran el mismo ardor, por no decir odio, a los rateros millonarios, "gente bien", elegantes, con títulos y cargos, ya estarían todos a buen recaudo, pero con la condena que merecen. Si Gordillo pisa la cárcel por lo que nos parece una estupidez de quien ya es hora de que reflexione para no hacer más daño a la clase política que representa, cuánto tiempo deberían estar a la sombra los que ya sabemos... Con estos periódicos es lógico que la gente cada vez visiten menos los kioscos.

    ResponderEliminar
  7. Estamos de acuerdo en algunas cosas. Todos los que nos están robando descaradamente, esa "gente bien", deben estar en la cárcel, pero lo que ha hecho Sánchez Gordillo no tiene justificación alguna. La de los grandes políticos que nos representan, aún menos. Una vez más, y sabes que lo he puesto de relieve en este blog muchísimas veces, los políticos deben meditar la situación, porque ésto se les está yendo de las manos. No somos esclavos, sino gente libre que quiere el respeto a la dignidad y a un salario digno. Por cierto, hoy el BCE ha dictado a España que deben bajarse todos los salarios. ¿Quieren que trabajemos gratis? Pues sí, eso es lo que quieren.

    ResponderEliminar
  8. Emilio paisano, y después del final de tu ultima intervención te extrañas de "gestos" como los de Sánchez Gordillo, muy tenue me parece con la que nos espera.Por otro lado, totalmente de acuerdo con lo que opina A.Vela, leer, por citar solo a uno, el periódico de la grapita cada vez da más nauseas, ( y eso que en su polémica con A. Torrijos les di toda la razón en su día).Saludos.

    ResponderEliminar
  9. A mí edad uno suele extrañarse de muy pocas cosas.

    ResponderEliminar
  10. Este es ya un país sin ley; pero no por lo que haga o deje de hacer Sánchez Gordillo: desde agosto del año pasado, el artículo 135 y el artículo primero de la Constitución hacen suma cero. Nuestra carta magna es papel mojado, y no duden ustedes de que en lo sucesivo y según avance la crisis veremos maravillosas conculcaciones de la ley, porque los primeros en quebrar las reglas de juego han sido los que estaban, están o estarán al mando. El Parlamento, por otra parte, ya no es el lugar de la soberanía ciudadana delegada en los representantes votados, sino el lugar donde los capataces del Dinero organizan la transmisión del producto de la economía real, aquella que surge de nuestro trabajo, a las arcas de la economía financiera. Ahora mismo, presentar una protesta en el Parlamento es como gritar en el desierto. La democracia ya no existe: lo que tenemos encima es una evidente plutocracia, y definido ese marco, los antiguos modos de acción política están inutilizados.

    ResponderEliminar
  11. Querido Emilio, por una vez estoy en total desacuerdo contigo. Desde mi punto de vista la acción sindical del SAT, único sindicato con el que simpatizo, encabezada por Sanchez Gordillo y Cañamero es todo un toque de atención a la cantidad de personas que todavia viven en los mundos de yupi y no quieren o no pueden ver que las cosas están realmente mal para una gran parte de la población. No considero que exista un robo ya que en primer lugar no existe animo de lucro, y en segundo lugar no se emplea fuerza. Desde luego no creo que se pueda considerar fuerza el empujón que se llevó la cajera, en una actitud de lo más servil, ya que en esos momentos estaban tanto la guardia civil como medios de comunicación. Dejar claro que los viveres expropiados fueron repartidis entre los jornaleros que ocupaban las fincas de las turquillas y somonte y para la corrala de vecinas "la utopía" edificio de la rotonda de san lazaro ocupado por 36 familias desahuciadas por este sistema que tenemos y que nuestro querido alcalde Don Juan Ignacio Zoidiota mantiene sin luz y sin agua con toda su caridad cristiana. Que una acción como esta la encabece un parlamentario me parece de lo más loable y que lo tachen de delicuente me parece de chiste mirando a los compañeros de escaños, ya que estos si que son delincuentes y para más inri lo son en beneficio propio. Me parece que el lugar de los políticos está con el pueblo y eso se le han olvidado a sus señorías. Aclarar que el velo de la inmunidad parlamentaria lo puede levantar el propio parlamento si así lo estima conveniente, así que tampoco se pued eestar seguro nunca de la inimputabilidad de un parlamentario. De todas maneras este hombre encabezó junto a su pueblo la ocupacion del jumoso a principio de los noventa cuando no era aforado, asi que no entiendo el tacharlo de oportunista. Recordar que el jumoso ahora mismo es explotado por el pueblo de marinaleda y gracias a esto existo paro = en dicho municipio. El jumoso pertenecía a un marqués que vivía de las subvenciones (el per de los ricos) y lo único que se cultivaba eran cereales en una ínfima parte del mismo, sin dar un jornal al municipio donde se encuentra enclavado. Por otro lado me gustaría aclarar que el sueldo de Sanchez Gordillo es de 1200 euros y corresponde a su labor como docente en el instituto de Marinaleda, no cobrando nada como alcalde, y dona el sueldo de parlamentario, por lo que no entiendo lo de buen sueldo y prebendas, teniendo que tomar ejemplo todos los sinvergüenzas compañeros de escaños que cobran dos, tres sueldos mas dietas y etc...(lo que se llevan bajo cuerda) Por ultimo me gustaria decir que los politicos deberían de estar con el pueblo cosa que a todos estos chupopteros se le han olvidado nunca lo han tenido en su pensamiento. Sin más me despido de ti Emilio, dándote un fuerte abrazo, sigue así aunque no siempre estemos de acuerdo.


    Diego Cruz

    CUANDO VIVIR ES UN LUJO, OCUPAR ES UN DERECHO!!!

    ResponderEliminar
  12. Tomo nota de tu abundante comentario, aunque sólo lo comparto en una mínima parte, en la que creo que llevas muchísima razón. No puedo estar de acuerdo con Sánchez Gordillo en las formas, y bien que lo siento.

    ResponderEliminar