domingo, 22 de julio de 2012

DESDE MI TORRE: ¡VÁYASE, SEÑOR RAJOY, PERO QUE APAREZCA LO ROBADO!

En estos días de tantos vaivenes, y donde la oposición sólo está de figurante, y no quisiera alcanzar el Poder ni en la Bonoloto, ni aunque se lo regalasen, habría que volver a la célebre frase que acuñó Aznar en contra del entonces presidente González, y que no dejaba de repetir a la mínima ocasión: -¡Váyase. señor González! Y el señor Felipe se fue porque así lo decidieron las urnas. El mandato de Aznar fue sólido, había liquidez y la derecha estuvo contenta hasta que él se enfrentó a un pueblo soberano que quería neutralizar una guerra, tirándose por millones a las calles en manifestaciones varias. Aznar se hizo el sordo -dicen que en verdad lo es-, y después ya sabemos todos cómo acabó aquello, en una historia a la que se le ha puesto el lacónico título del "11-M", refiriéndose a esa masacre ocurrida en Madrid, en el mes de Marzo de 2004.

Pero en este país nadie aprende las lecciones. Unos por soberbia y, otros, por ignorancia supina.

A Rajoy le ha tocado la negra, pero él bien que lo sabía. No estaba ajeno a que las cosas estaban muy mal y que las arcas sólo tenían telarañas. ¡Pero el Poder...! En siete meses ya está amortizado, y diga lo que diga nadie se lo va a creer, ni los que antes votaban al PP, en cuyas comunidades, por sorpresa, ha desaparecido el dinero más rápidamente que en las demás: Valencia, Madrid, Castilla-La Mancha....

Dijo en la campaña electoral que era nuestro salvador, y nos ha estafado. Su engaño debería estar penado por los tribunales públicos. ¿Pero existen? Aquí la Judicatura es más lenta que una tortuga en tiempo de hibernación: no funciona, no existe, sólo cobra, y excelentemente bien... ¿Por qué no se dedican a buscar dónde están todos los fondos robados, a perseguir a los delincuentes de la política, a obligarlos a devolver el dinero y embargarles sus posesiones, sus cuentas, y meterlos en la cárcel?

Esto, desgraciadamente, ya no tiene remedio. Nos han llevado a la ruina unos y otros. Que no quiera el PP lavarse las manos de comunidades que no tienen ni un duro porque se lo han llevado o se lo han gastado alegremente. Rajoy no va a durar mucho, casi nada. ¿Quién toma el relevo? Nadie hay en su partido, ni en la oposición, ni en los grupos emergentes. El PSOE nos dejó caninos. Aquí todo el mundo vino a robar, y bien que lo consiguieron. ¡Y se va a liar, se va a liar de gordo cuando nadie tenga qué llevarse a la boca!

Yo, cambiando la célebre copla de "sevillanas" de mi querido amigo Manuel Garrido, le diría a Rajoy que se vaya, porque además sus días están contados, pero, atendiendo al estribillo lo cambiaría por el de: -"No te vayas todavía, / no te vayas por favor, / hasta soltar los millones / que en España se robó."

¡Váyase, señor Rajoy, pero cuando todos devuelvan los miles de millones de euros que nos han robado! Entonces sí, váyase tranquilo, y rece a Franco y a la Merkel y a Santiago el "matamoros" todos los días para que le perdonen su pecado de soberbia y su estafa a este pueblo. ¡Valiente mamaracho que nos iba a salvar a todos y nos ha llevado a la miseria...!

2 comentarios:

  1. ..-no te digo, Emilio; al darle al envío me sale "Bloguer, crea un blog gratuito..." y se borra el comentario. Tiene guasa.
    Pues te decía que la cosa está ya muy calentita, y que parece que estos señores se han puesto de acuerdo para que el 2012 quede en la historia como el año de un cambio profundo en la Humanidad, especialmente es esta parte de la Humanidad, la del Imperio del Dinero. Y añadía algo así como que quienes creyeron que Rajoy estaba capacitado para salvarnos es que no le han visto bien la cara ni ha tenido en cuenta a quien está a su vera dándole cuerda: el también nefasto "furecito". A Ellos, y a su ancha y variada cohorte política de todos los colores, les vamos a tener que agradecer que se nos abran, por fin, los ojos.
    No quería que tu valiente comentario quedara sin ningún eco sonoro y gráfico.

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy teniendo también problemas con el editor. No sé qué pasa, y es que esta gente de Google continuamente lo están retocando para mal.
    Pues sí, Ángel, la cosa está muy calentita, demasiado. Esta esclavitud se veía venir desde hace tiempo. ¡Qué triste la herencia que le vamos a dejar a nuestros hijos y nietos!

    ResponderEliminar