lunes, 11 de junio de 2012

MIS MEMORIAS DEL FLAMENCO (12)

HOMENAJE DEL POTAJE GITANO DE UTRERA



Estos eran los méritos que esgrimían los organizadores del "Potaje Gitano de Utrera" para dedicar su XXXVI edición a la firma Cruzcampo por la creación y mantenimiento de su distinción "Compás del Cante". Fue otra noche memorable la que vivimos en el amplio patio del Colegio Salesiano el 27 de Junio de 1992, acto que presentó nuestro compañero Manuel Martín Martín y en el que yo intervine haciendo el ofrecimiento del homenaje brindado por la Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora de la Esperanza. En este Potaje, intervinieron Fernanda y Bernarda, Juanito Villar, Pepa de Utrera, Rancapino, Gaspar de Utrera, Manuel de Paula, Inés, La Cañeta y su cuadro flamenco con la colaboración de Enrique El Extremeño; las guitarras de Manuel Domínguez y Manuel de Palma; y como artistas invitados de honor: Manuel Mairena, Fosforito, Chano Lobato y Farruco.

"El Compás" ya estaba teniendo adhesiones tan hermosas como esta, con las que yo me vanagloriaba por la mínima parte que me correspondía.



------------

HOMENAJE A DON ENRIQUE OSBORNE ISASI


Al año siguiente, 1993, don Enrique Oborne Isasi, alma de la Distinción, dejaba el rumbo de la misma en manos de don Julio Cuesta Domínguez, que aún continúa en la brecha dinamizándola. Se me ocurrió que un amigo como Enrique no podía irse sin más. Así que, sin que él supiera nada de nada, escribí y llamé a todos los miembros del Jurado para rendirle un sentido homenaje en el restaurante "La Albahaca", donde siempre nos reuníamos para dilucidar al ganador. Le regalamos una copia en bronce del "Compás" y un hermoso diploma, dibujado por el artista Carlos de Córdoba de León Sotelo, con un soneto macarrónico de mi cuño que decía así:

Te rodea el altar de los amigos,
liturgia del Amor, la Vida entera,
sarmientos de una eterna Primavera,
una gavilla hermosa de tus trigos.

Tu corazón, mil puertas, mil postigos
de par en par abiertos. ¡Quién pudiera
tener tanta bondad como bandera
y tantos corazones por testigos!

Estamos, buen Enrique, a tu costado,
sorprendiéndote, al fin, tu fantasía, 
tu mágica chistera, tu talante...

Benditos somos con estar al lado
del que nos dio diez años de alegría
en la amistad y en el Compás del Cante.


La celebración fue el 19 de Noviembre de 1993, antes de que el Jurado nos retirásemos a la cena de la votación. Enrique, que no sabía absolutamente nada, se quedó totalmente sorprendido, que era lo que pretendíamos. Con emotivas palabras agradeció ese gesto, y a todos se nos resbaló una lágrima de gozo. Enrique, con el que sigo manteniendo una amistad muy profunda y sincera, siempre tan detallista, me envió unos días después a casa con un mensajero una carta y una preciosa cadena de oro con una medalla de la Virgen del Rocío para Lola. No me resisto a publicarla después de 19 años guardada con celo en mis archivos:



Fue la noche en la que tras la deliberación del Jurado salió como ganador el querido bailaor, ya tristemente desaparecido, Mario Maya, cuya entrega del "Compás" se hizo el 11 de Febrero de 1994, lo que ya contaremos en otra ocasión.

También fue 1993 cuando, ante una propuesta mía a Enrique Osborne, a los diez años de la muerte de Antonio Mairena, se editó la hermosísima carpeta "Antonio Mairena. 20 perfiles de un Maestro". Lo dejaremos también para mañana.




No hay comentarios:

Publicar un comentario