miércoles, 18 de abril de 2012

PORTADA DE FERIA: DUENDECITOS COPLEROS DE RAFAEL DE PAULA


DUENDECITOS COPLEROS DE RAFAEL DE PAULA

1
Cante y canto es el toreo,
es cante en Rafael de Paula
y canto en Curro Romero.

Esa música, ese canto,
ese melodioso eco,
que escuchamos con los ojos
y con los oídos vemos.

Esa soledad sonora
de musicales silencios;
ese inaudito, invisible,
saber y sabor del tiempo.

2
Cuando El Gallo toreaba
volaban las golondrinas
alrededor de su alma.

Y ahora que torea Paula
son las mismas golondrinas
las que vuelven a la plaza.

3
Rafael de Paula torea
con la izquierda al natural,
lo mismo que Manuel Torre
cantaba la soleá.

Y cuando le da la gana
perfila con el capote
la seguiriya gitana.

José Bergamín
"La música callada del toreo"
1989

2 comentarios:

  1. Creo que lo que quiere decir Bergamín en este extraordinario poema -lo han dicho también otros poetas pero a lo peor ninguno podía describir lo que intuían, lo que sentían- es lo que transmitía Paula, que era el mismo dolerse en el toreo como Tomás Pavón o la Fernanda en el cante, por poner un ejemplo para que se me entienda, no he escuchado bien a Manuel Torres. Ahí está la diferencia.Lo dice Bergamín el cante y el canto.

    ResponderEliminar
  2. Los poetas bien sabes que se toman algunas licencias, aunque es muy hermoso el poema de Bergamín. Casi sin duda alguna, el toreo de Paula bien puede asimilarse al dolor de un cante de Manuel Torre, pero si el de Curro es "canto", ¿con quién podemos asimilarlo?

    ResponderEliminar