domingo, 8 de abril de 2012

EN HOMENAJE A JUAN BELMONTE A LOS 50 AÑOS DE SU MUERTE


Hoy se cumplen los 50 años de la muerte, en su finca de Gómez Cardeña, del gran genio del toreo Juan Belmonte "El Terremoto de Triana". La soledad apretó un mínimo gatillo que lo llevó a la eternidad. Quien había sido capaz de dominar a cientos de toros y de rendir a todos los públicos del mundo, no supo vencer al toro del hastío, del cansancio y la vejez. Como homenaje a este cincuentenario, no he dudado en elegir el poema que le dedicó Manuel Benítez Carrasco con el título "El último encierro".


EL ÚLTIMO ENCIERRO

A la muerte de Juan Belmonte


Cómo pudo, cómo pudo
con un torero tan grande
un torillo tan menudo.
Los pitones van torcidos,
el plomo marcha derecho;
aquellos te hirieron tanto,
éste, una vez, y estás muerto.
Cómo pudo, cómo pudo
con un torero tan grande
un torillo tan menudo.

En el silencio del cuarto
-soledad del redondel-,
tú y tu torito de plomo
pequeño, que ni se ve;
y una arrancada de pólvora,
una cornada en tu sien,
y tu muerte en la pasmada
soledad del redondel.
Un hilo manso de sangre,
sin posible enfermería,
poco a poco se cuajaba,
roja escarcha, en tu mejilla.

Cómo pudo, cómo pudo
con un torero tan grande
un torillo tan menudo.

O es que, cuando aquel torillo
de lumbre te dejó frío,
ya estabas tú empitonado
por el toro del hastío.

Qué corrida de amargura
bajo tu frente abatida;
qué toros de sinsabor
andaban dando cornadas
dentro de tu corazón.

¿Acaso quisiste huirle
-qué tremenda única vez-
a ese toro, con frecuencia
marrajo, de la vejez?

¿Fue que volviste la espalda
-qué única vez con razón-
al eral, florido, tierno
y astifino del amor?

¿Fue que le tuviste miedo
-qué única vez de agonía-
al toro manso, más manso,
al de la melancolía?

O más bien, que no quisiste,
porque no, torear más
al reservón, negro y largo
toro de la soledad?

Si no pudieron contigo
los toros que matan
a pitón limpio;
si no pudieron contigo,
si es verdad que no pudieron
estos toros que te digo,
los del amor, la vejez,
la soledad y el hastío,
¡cómo pudo, por qué pudo
con un torero tan grande
un torillo tan menudo!

Los pitones van torcidos
y el plomo marcha derecho;
aquellos te hirieron tanto...;
éste, una vez, y estás muerto.

Y en el aire, la pregunta
está vestida de negro,
arañándose la duda:
¡cómo pudo, por qué pudo
con un torero tan grande
un torillo tan menudo.


Manuel Benítez Carrasco
"Antología poética"
1989


6 comentarios:

  1. Se hablará mucho de Juan Belmonte en este año en el que también se cumplen los 120 de su nacimiento. Hace veinte años, cuando sólo se hablaba de la Expo, celebramos el centenario en el Círculo Rociero.
    Se prepara un gran homenaje nacional en el que Triana tendrá su -muy lógico y justo- protagonismo. Aprovecharemos para releer "Juan Belmonte, matador de toros" del también grande Manuel Chaves Nogales a quien la profesora Maribel Cintas rescató del olvido.

    ResponderEliminar
  2. No se podía esperar menos de nuestro barrio, en el que desarrolló Belmonte su vida taurina. Espero tener noticias de qué actos se van a celebrar y en qué fechas. Estoy seguro que será excelente la programación. Antonio Murciano quiere hacer la presentación de la antología poética de Belmonte en Triana. El Domingo de Ramos hablé con el Hermano Mayor del Cachorro, hermandad a la que estaba tan vinculado el torero. haciéndonos el ofrecimiento para tal fin de su salón de actos.

    ResponderEliminar
  3. El otro día se presentó un muy amplio programa en un restaurante de la calle Betis. Manolo Melado me trajo un ejemplar. La presentación del libro de Antonio Murciano entraba dentro de este programa. Ya te lo mostraré cuando vengas.

    ResponderEliminar
  4. Yo también lo ignoraba...

    ResponderEliminar
  5. Pues tú, como prohombre de Triana, deberías estar en esa Comisión o como le llamen.

    ResponderEliminar