viernes, 7 de octubre de 2011

GALERÍA DE PERSONAJES POPULARES DE SEVILLA: "EL POLLITO"


Lo recuerdo a la perfección desde 1968, cuando hacía su agosto a las puertas del recién inaugurado centro de El Corte Inglés de la Plaza del Duque. Allí se apostaba con su cajita y con el letrero que enseña con una ortografía peculiar: "Agoelpollito paraquemede un durito". Siempre iba vestido de un ropero de la caridad, con su eterna gorra de cuadros, unos pantalones desaliñados y un calzado sin nombre ni apellidos. Daba la sensación de que tenía poca amistad con la ducha y el aseo personal, pero era un fenómeno de masas, un comercial de los más avispados en unos años en los que empezaba el estudio del marketing. 

El cigarro encendido se lo colocaba -obsérvenlo en la foto- en la propia oreja. No sé cómo lo hacía, pero sí sé que era una antítesis de la higiene. Y tenía gracia en su parloteo, mucha gracia. Y, en aquellos tiempos, cuando la piqueta derribó casi todas las casas palacios de Sevilla en pro de una modernidad mal entendida por parte de quienes tenían en sus manos la defensa del espíritu romántico de la ciudad, se ganaba muy bien el dinero embaucando al respetable prójimo con una habilidad pasmosa. En una caja de cartón, rellena de celulosa, daba a entender que había un pollito. Mientras el público miraba, él piaba y piaba como si fuera un pollito de verdad que hubiese en la caja. Algunas veces, sacaba un pañuelo, lo metía en el habitáculo y hacía saber que había sacado al pollito, todo esto sin que nadie notase que el piar lo imitaba él a la perfección apostando de forma y manera la lengua al maxilar inferior. Cuando todos estaban embobados, pegaba un grito y se hacía la desbandada. Todo un artista. La misma parodia se la vi hacer muchísimas veces con la imitación de una rana, cuyo croar era perfecto. ¡Qué habilidad en años de pocos gozos económicos, y eso que repuntaba un poco la cosa, para ganar algunos duros!

¿Sabría alguno de nuestros blogueros decirnos si conoció a este hombre, de dónde era, dónde vivía y cuál era su nombre? Todos lo agradeceríamos vivamente.

¡El gran y poco aseado "Pollito", precursor del marketing moderno!

2 comentarios:

  1. Hola Amigo: yo tuve la suerte de conocer a este personaje, primero porque como bien dices disfrute de su bien hacer, sin molestar a nadie y además de una forma magistral.Sobre el año 1964 se entrego la barriada Polígono Sur y hay fue cuando lo conocí. Pues yo vivía en el barrio, y quiero recordar que el vivía con una hermana, pero no puedo precisar como se llamaba, ya que lo nombrábamos por el Pollito. parece ser que este hombre venia de algunos de los refugios, o de la vega de Triana,tanbien podría a ver llegado de las casas en ruina de San Bernardo, pero no le puedo precisar. Sé que era un buen hombre algo mosqueon y algo solitario, no solía estar nunca con amigos, quizás se sintiera marginado por los demás. Este personaje todos los días cogía su autobús y se trasladaba asta el centro,a ejercer su profesión callejera. Aún conservo amigos de aquella epoca y voy atratar de averiguar más datos de los que yo tengo en mi memoria. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por tu excelente información y por la que puedan aportar tus amigos. Todo es extraordinario si podemos abundar en su biografía, en la que ya estás incluido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar