jueves, 20 de octubre de 2011

DESDE MI TORRE: UN ESFUERZO POR EL FLAMENCO


El próximo día 25, tendrá lugar en Barcelona el I Encuentro Profesional del Arte Flamenco, propiciado y patrocinado por la Fundación Tablao Cordobés. En el acto, que se celebrará en las Reales Atarazanas, se presentará dicha Fundación, así como los miembros del Patronato, cuya presidencia comparten Matilde Coral y Antonio Fernández Díaz "Fosforito", y de la que es secretario general Luis Adame, formada por Rafael Infante, Juan de la Plata, Gonzalo Rojo, Emilio Jiménez Díaz, Manuel Martín Martín, Álvaro Domecq, Álex Ollé (miembro de La Fura dels Baus), y los artistas Cristina Hoyos, Juan Antonio, Manuela Carrasco, Joaquín Amador, Susi, Segundo Falcón, Manolete, Antonio "El Pipa", Víctor Monje "Serranito", Enrique de Melchor y Paco Cepero, más la presencia corporativa de la Cátedra de Flamencología de Sevilla. Al mediodía, se inaugurará en la sede social y salas de exposiciones de la Fundación las muestras "La Niña de los Peines y su tiempo" y "Memoria de Paco" (monográfico de Paco de Lucía). Ya, durante la cena de gala, se proyectarán vídeos producidos por la Fundación y se hará una lectura compartida de la "Arquitectura del Cante Jondo" de Federico García Lorca, cerrándose el acto con una breve actuación de los artistas del Tablao Cordobés.

En un principio, los objetivos principales de la Fundación son: a) La grabación de la historia de un arte universal contada por la generación de 1925-1950, que fue testigo de 50 años de acontecimientos fundamentales para su Cultura. b) Reclamar la cooperación de las Instituciones Públicas y Privadas, Autonómicas y del Gobierno Central, en orden a crear un espectáculo estable que, partiendo del guión documental, recree la Historia del Flamenco y sea, además de un reclamo cultural dentro de la oferta de ocio de nuestras ciudades, una plataforma profesional del máximo prestigio. c) Reivindicar para el Flamenco el lugar que le corresponde en la sociedad de acuerdo con su grandiosidad estética y su aportación a la Cultura Universal. y d) Las formas de cooperación con las instituciones públicas y privadas, entendiéndose que estas iniciativas no son para pedir subvenciones a fondo perdido, sino, en el más estricto marco de la economía productiva, tiene componentes de I + D (investigación de nuestra historia más desarrollo en un proyecto cultural cuyo mercado es el mundo entero, y sus primeros clientes serían los 42 millones de personas que visitan España).

A la vuelta de Barcelona, seguiré informando a los blogueros amantes del Flamenco, de que tal han salido los actos programados.


7 comentarios:

  1. José Manuel Holgado Brenes20 de octubre de 2011, 12:16

    Pues, querido Emilio, os doy la enhorabuena por la organización de semejante, como se dice hoy, evento, pero, y tu me conoces perfectamente y sabes que no soy nada fundamentalista, me repatea el estomago que siendo organizado por la Fundación Tablao Flamenco Cordobés, tenga que celebrarse precisamente en Barcelona, siendo Córdoba ciudad mucho más flamenca, como de aquí a allí, más hermosa, más íntima, callada que dijo el poeta, más limpia, más acogedora, etc. etc. Mucho cuidado con hablar allí en castellano que os insultarán y puede que hasta os multen por ser españoles y andaluces. Y además veo que casi todos los componentes son de estas tierras del magnífico Sur, no se entiende irse a Barcelona, tendrá su explicación que tu nos darás, pero puede que sigamos sin comprenderlo. Pese a todo, reitero, os felicito por hacer brillar los cantes de nuestra tierra bendita.

    ResponderEliminar
  2. Todo tiene su explicación, José Manuel. Tablao Flamenco Cordobés es un tablao que existe desde hace muchos años en las Ramblas, muy cerca del Liceo, y en su misma acera. La Fundación y propuesta son precisamente de esta empresa, cuyo propietario es andaluz.
    No puedo estar de acuerdo contigo en que me puedan insultar y multar por ser andaluz. Para nada tiene que ver la política con los barceloneses, personas a las que admiro y que jamás me han hablado en catalán. Debemos recordar -lo dijo José María Osuna en su libro- que Cataluña absorbió a un millón de emigrantes andaluces, y que por eso la llamó como "La novena provincia", mientras nuestros señoritos vivían en Jerez o en Sevilla, se iban de compras y de putas a Madrid y se olvidaban del campo. Ya se sabe que en Jerez, por ejemplo, quien no era Domecq era un caballo.
    No se puede hablar con tanta ligereza de los catalanes. Barcelona, aparte de ser la ciudad mas europea de España, es una de las más hermosas, con el contraste del monte y la playa, de sus edificaciones modernistas, de su vanguardia y su cultura. Ya quisiera yo que en una conferencia se me escuchase en mi tierra de Sevilla con la misma veneración y silencio que lo hacen en Barcelona, Valladolid o Zamora. Y es que los sevillanos, muchas veces, despreciamos lo que ignoramos, como le pasa al gilipollas ese catalán que nos puso el otro día de vuelta y media. Aquí sí vale el consejo flamenco del cantaor legendario jerezano Manuel Torre: -¡Lo que hace falta es "intinguí!

    ResponderEliminar
  3. Tercio en favor de José Manuel. El andaluz del tablao -supongo que es cordobés- mira por su negocio y en esto es muy catalán. A mi si me han hablado en catalán en mesas de comedores, pero, claro, eran los jefes de la empresa. Más de una vez me he levantado para irme a otra. Sí, se disculpaban, pero al minuto volvían a hablar para ellos despreciando olímpicamente a los andaluces que les acompañábamos. Para mi esta "feria" siempre fue asi. Y va de mal en peor, pero yo ya me libré de padecerlo. Los catalanes son muy suyos en su equivocado complejo de superioridad -salvo las lógicas excepciones- y esto no se puede ignorar. Ellos allá...
    Creo, Emilio, que has tenido la fortuna de tratar a "las excepciones".

    ResponderEliminar
  4. Pues muy bien: he tratado a las excepciones. Digo, para que se sepa, y no me vuelvan a preguntar de esta materia, que soy barcelonés hasta la médula: me gusta la ciudad, su cultura, su ambiente, sus edificios, sus calles y plazas. Ignoro, o quiero, o lo intento, los temas políticos. Ni tú ni Holgado me habéis rebatido lo de los "señoritos andaluces" ¿Podremos fijarnos en el total y no sólo en una sola parte?
    Voy a Barcelona con los ojos vírgenes, avizores, como a cualquier ciudad.
    Me parece que con tantos nacionalismos sevillanos-trianeros, sólo os convertís en catetos. Y siento decir esto a unos amigos a los que les falta ser cosmopolitas.

    ResponderEliminar
  5. ... también te gusta el Barcelona club de fútbol, y en esto estoy contigo. Pero no hablamos de política ni de señoritos, ni de Jerez ni de Triana, hablamos de unos españoles (los que quieran serlo) que han ido mucho más allá de la defensa de un idioma. Tampoco tiene que ver con la ciudad, que puede gustar más o menos. Yo era muy feliz en el mercado de San Antonio; allí todos quieren vender y, claro, hablan castellano.
    Los catetos de aquí abajo no hemos creado el dilema del que estamos hablando. Y dentro de España no podemos ser cosmopolitas, sino españoles.
    No te enfades, Emilio; tan lícito es que te guste Barcelona como que a nosotros no nos guste parte de los barceloneses.
    Y, ahora, si estuviéramos en El Ancla te daría con el codo y te diría: venga ya, y pídele a Manolo dos cervecitas más, cateto ni cateto...

    ResponderEliminar
  6. José Manuel Holgado Brenes22 de octubre de 2011, 13:52

    Queridos Emilio y Ángel, yo en esto no deseo meter más ascua en candela, sino todo lo contrario, echar agua al fuego y si es bendita, mejor. Acepto todo cuanto se me diga sobre el tema, porque para mí la amistad y la unión está por encima de tonterías que a ninguno nos afecta en nada.
    Yo no sólo tengo buenísimas amistades en Cataluña, sino además familia, por parte de mi esposa y mía, ambas de los sevillanos emigrados y en Galicia, Alicante, Huelva, Málaga, Madrid, Córdoba -Fuenteovejuna, Peñarroya-, etc. etc. y nos queremos más que nunca, porque disfrutamos de lo que nos une y no de lo que nos separa. ¿No os parece mejor?
    Pues como en La Verbena de la Paloma, "-¡Esto s'ha rematao porque lo digo yo!". Abrazos a tres bandas y punto, que estamos dando un espectáculo muy feo al personal que nos lee y se da cuenta de la maldad tan terrible que han sembrado los indecentes e inmorales políticos que lo que querían lo han logrado... separarnos. Pues nosotros vamos a darles en la cabeza, abrazándonos los tres en El Ancla, con esas cervezas que pide Ángel y que se están calentando.

    ResponderEliminar
  7. José Manuel: Cada uno habla de lo que cree conveniente y lo mira desde el rasero de las vivencias. Yo he tenido gran suerte en Barcelona y me encanta la ciudad, no los políticos que la manejan. Nada, en nuestras diferencias, puede empañar nuestra amistad. Eso, jamás.

    ResponderEliminar