viernes, 23 de septiembre de 2011

DESDE MI TORRE: "BORONIA" O CUANDO EL AMOR SE HACE ARTE


Es curioso que yo, viviendo en Córdoba, no tuviese ni idea de este maravilloso esfuerzo editorial que capitanea Gabriel Núñez Hervás. Y digo esto, porque pocas cosas culturales me pierdo en esta ciudad a la que un buen día me llevó el Destino. Una carta de mi buen amigo Daniel Pineda Novo me puso las orejas tiesas cuando me pedía que, por favor, le enviase un ejemplar de esta revista-libro que, en esta ocasión, se llamaba "Libro de Morente". Un ruego de un amigo es siempre para mí una orden. Así que me puse a investigar y, por medio de internet (¡qué gran herramienta!), di con Gabriel Núñez, al que escribí un correo con el deseo de mi amigo de Coria del Río. A los pocos días -ya que había estado con un tema editorial en Barcelona- me contestó y me ofreció el número de teléfono de su hermana Yolanda, que me entregaría los dos ejemplares solicitados. La llamé anteayer, y hoy (ayer) nos dimos cita en la plaza de las Tendillas para la entrega. ¡Qué mujer más guapa y qué gran conversadora!. Iban a dar las doce en la guitarra por soleá de Juan Serrano y, como era la hora del Ángelus, decidimos tomar una "Cruzcampo". Hablamos de diez mil cosas, de lo humano y lo divino, pero, muy especialmente, cuando tuve el libro en la mano, le pregunté que cómo se podía hacer esas maravillas sin cobrar ni un duro... ¡Todos los poetas y artistas estamos un poco locos...! ¿Pero cómo? Aún siendo una realidad, no me lo creo.

Yo, que de estas locuras sé bastante por mi antiguo oficio, pero que estaba amparado por una gran empresa que jamás puso duda ante los grandes proyectos que la beneficiaban, no podía dar crédito a que ese libro, maravillosamente impreso, con un papel de caché, con extraordinarias fotos, y con una excelente maquetación y dirección artística de Juanclemente, se pudiera ofrecer así como así. Es cuando me pongo a pensar que, como siempre, el amor se hace arte. Anida mucho amor entre estas páginas forjadas por más de 50 autores y por 13 reconocidos fotógrafos, mucho desprendimiento, mucha entrega, mucha imaginación y enorme desinterés, y se ve un trabajo colectivo, que es de la única manera que un proyecto así puede llegar a buen puerto.

No tengo palabras para agradecer a Gabriel Núñez -al que no conozco, porque vive en Madrid- y a su atenta y cordial hermana Yolanda, este gesto. Hoy, que tan falto estamos de delicadezas, se puede decir que es como encontrar un oasis en el desierto. Como yo soy más cumplido que un luto de los antiguos, me atreví a devolver el favor a Yolanda llevándole mi libro "Entre copas y coplas", el de Juan Cervera "Todas mis lunas", y, para que vayan conociendo un poquito a nuestro barrio universal, un ejemplar, recién llegado a mi buzón, de "Triana Crónica". Y es que amor, con amor se paga.

¿No se puede hacer un proyecto así en Triana?

2 comentarios:

  1. GRACIAS POR SUS PALABRAS

    ResponderEliminar
  2. Gracias siempre a vosotros por vuestra atención. Espero que seguiremos en contacto.

    ResponderEliminar