miércoles, 3 de agosto de 2011

POEMAS DEL ALMA: JUAN CERVERA SANCHÍS (223)


CARAMBOLAS

 Recuerdo aquellas largas,
aquellas largas noches
de los largos inviernos.
Recuerdo  el espeso sabor
de las castañas asadas
y deliciosamente  saladitas.
Recuerdo aquel olor.
El olor, el olor del aguardiente.
Recuerdos los abrigos
y los cuellos alzados,
y recuerdo los guantes,
las quejas  insistentes recuerdo
en los labios de todos:
“-Madre  mía, ¡que  frío!”
El frío, el frío  recuerdo
y, de repente, un soplo de nostalgia
ataviado  de tórrido  verano.
El verano, el verano, el verano
visto desde el invierno
era  lo que  no era, era lo que no es
cuando  llega  el verano y nos asfixia
y, ¡madre  mía!, el calor
nos   recuerda el invierno y añoramos  el frío.
Recuerdo, sí, recuerdo aquellas largas  noches
de los largos inviernos y, de  pronto, no sé
si es invierno  o verano, si tengo  frío o calor,
si una  castaña  asada y saladita
realmente  es un helado y el olor penetrante
del aguardiente no huele, ya no huele
en verdad a aguardiente, que huele
a fresco y verde  jugo de limón.
Carambolas  te digo de la memoria,
siempre tan dispuesta a recrear  los  hechos
a su entero  capricho de  viejo  poeta  loco.
             
    México D. F. 26 Julio  2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario