sábado, 6 de agosto de 2011

EL POETA DE LA SEMANA: GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER (1)

GUSTAVO ADOLFO DOMÍNGUEZ BASTIDA, más conocido con el nombre de Gustavo Adolfo Bécquer, nació en Sevilla el 17 de febrero de 1836, falleciendo en Madrid el 22 de diciembre de 1870. Encuadrado en el movimiento del Romanticismo, aunque gran parte de su obra se acerca al Realismo, a la par que es un avanzado en la lírica moderna española. Dentro de su producción literaria se hicieron muy famosas sus célebres Rimas, libro que perdió en los hechos revolucionarios de 1868 y que tuvo que volver a componer fiándose de su excelente memoria. Curiosamente, a este libro lo tituló el poeta sevillano como "Libro de los gorriones", cambiándose por el de "Rimas" en la edición que editan sus amigos una vez muerto el poeta para ayudar a la viuda y a sus hijos. Aunque pueda parecer lo contrario, Bécquer fue un prolífico autor de artículos, historia, leyendas y teatro. De sus leyendas, podemos destacar "La cruz del diablo" (1860), "El monte de las ánimas" (1861), "Maese Pérez, el organista" (1861), "El rayo de luna" (1862), "La corza blanca" (1863) o "La Venta de los Gatos" (1862). Fue, además, junto a su hermano Valeriano, un excelente pintor.


RIMA LXXXV

A ELISA

Para que los leas con tus ojos grises,
para que los cantes con tu clara voz,
para que se llenen de emoción tu pecho
hice mis versos yo.

Para que encuentres en tu pecho asilo
y le des juventud, vida, calor,
tres cosas que yo no puedo darles,
hice mis versos yo.

Para hacerte gozar con mi alegría,
para que sufras tú con mi dolor,
para que sientas palpitar mi vida,
hice mis versos yo.

Para poder poner ante tus plantas
la ofrenda de mi vida y de mi amor,
con alma, sueños rotos, risas, lágrimas
hice mis versos yo.

2 comentarios:

  1. Y es que Becquer es espectacular. Aunque mi gusto personal van dirigidos a Las Leyendas( Maese Pérez El Organista y La Venta de Los Gatos ), son mis preferidas.

    ResponderEliminar
  2. Bécquer fue el paso del preromanticismo al roanticismo auténtico y a la apertura de la poesía modernista. No es mi poeta de cabecera, pero no dejo de reconocer su importancia.

    ResponderEliminar