martes, 19 de julio de 2011

MI PALABRA: EL RELOJ (10)


EL RELOJ DE ROBERTO CANTORAL

¿Qué amor, Roberto, te inspiró el bolero
con el que tantas veces hemos amado,
qué amor tu corazón dejó marcado
para querer parar el minutero

de las horas del gozo? Qué certero
tu verbo y tu latir de enamorado,
tu miedo de que acabe lo empezado,
tu horror de que se esfume tu lucero.

Qué locura de amor había en tu alma,
qué asesino el tic-tac de ese recuerdo
de un reloj al que tú, humilde, imploras

pidiéndole la dicha de la calma.
Mas como tú, Roberto, también quiero
que ese reloj no marque más las horas.

Emilio Jiménez Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario