miércoles, 6 de julio de 2011

DESDE MI TORRE: TRIANEROS GALARDONADOS


Por el diario ABC, me he enterado hace un rato de los nombramientos de "Trianero de honor", "Trianero del año", "Trianero adoptivo" y "A la institución trianera", y nada que objetar a los que ha designado la Comisión de la Velá, de cuyos componentes aún no he logrado enterarme por medio de mis más cercanos amigos trianeros, a pesar de que los correos electrónicos están a la orden del día y la telefonía móvil funciona de maravilla. Son cosas de la lejanía (?) en la que me encuentro: Córdoba, aunque creo que las páginas de este blog no dejan lugar a la duda de sentirse más trianera que la calle Pureza.

Como pasa siempre con estos nombramientos, habrá algunos que se hayan sentido relegados. Tiempo habrá. Son tantos los hijos trianeros que se merecen uno de estos galardones que sería imposible hacerlo de una sola tacada. Por ampliación, podríamos decir que todos los trianeros se lo merecen. Haber soportado la desidia del señor Moriña, las eternas obras de San Jacinto o la nueva inquisición a los comerciantes de la plaza de abastos, era como para darle la Medalla del Merito Civil a todos.

Pero, los que sentirán la emoción de recoger sus merecidos galardones son los siguientes. Como "Trianeros de honor": Juan Silverio de la Chica, ex hermano mayor de la Estrella, Curro Puya -torero y director de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla-, Baldomero Morillo -que siempre ha trabajado por el barrio desde los tiempos de Paco Arcas-, y a título póstumo, y así sí que apostillo que tiempo hubo para hacerlo en vida, al gran capataz Rafael Ariza Sánchez, al que he querido traer para la ilustración de esta página.

Como "Trianero del año" -título que tuve el honor de disfrutar en 1993-, ha sido nombrada una joven informática, Laura Valverde. Y como "Trianero adoptivo" no puedo menos que alegrarme por el acierto de los nombramientos en las personas de Luis León -más de 50 años al pie de sus calesitas de la Plaza de San Martín de Porres- y de Manuel Azcárate -párroco de nuestra parroquia de Santa Ana-, que está haciendo una  labor sorda, pero visible, en pro de nuestro gran templo y por la juventud del barrio. En la categoría de instituciones, y por haberse cumplido los 125 años de la llegada de las primeras religiosas a esta orilla, al Colegio Cristo Rey, de nuestra eterna calle Betis, y a la Parroquia de Nuestra Señora de la O, al cumplirse los 100 años de su instauración como tal. A todos, sin excepción, mis más sinceras felicidades.

Ya todos sabemos, porque fue lo primero que salió a la luz pública, aunque las noticias están saliendo a cuentagotas, que el cartel que anunciará esta anciana Velá saldrá de las manos del ceramista Alfonso Orce, y que el próximo 21 de julio el periodista Antonio Cattoni será el responsable de ofrecer el clásico Pregón de la Velá, aunque ignoro si en el Hotel Triana -que es su sitio tradicional y de abolengo- o en la Plaza del Altozano -sitio en el que nadie lo escuchará porque no es el apropiado para la concentración que requiere la cosa-.

Seguiré pendiente de los periódicos para trasladar a este blog las noticias sobre la Velá.


10 comentarios:

  1. En lo de Rafael Ariza q.e.p.d., creo que lleva usted razón, pues tuvo una prolongada vida para haberle reconocido. Tuve el privilegio de conocerle y me causó una gran impresión, humana y sentimental. Un saludos, José Luis Tirado.

    ResponderEliminar
  2. El caso de Rafael Ariza es el de tantos y tantos que nos dejaron sin haber sido reconocidos en su amor a Triana durante toda la vida. Mucha de esta culpa la han tenido delegados (as) y miembros de la comisión rácanos en los nombramientos porque, desconocedores de la riqueza humana del barrio, creerían que se iban a agotar los méritos. Hubo años, demasiados, que se nombraron a tres en total. Ignorantes...
    Y otra cosa, Emilio: nadie ha hablado de la nueva comisión, así que hasta el mismo día de hoy no nos hemos ido enterarnos de algunos, y eso a través de Orce, nuevo en la terna y, por lo mismo, también desconocedor de sus flamantes compañeros.

    ResponderEliminar
  3. ... y otra: el pregón, por las noticias que tenemos, no será en el Hotel Triana, sino en el espacio propagandístico e inadecuado del Altozano. Dicen que no hay dinero para dos escenarios. Se olvidan de la categoría de la fiesta. Ya hemos hablado de esto en "Triana en la red". Habrá que esperar al año próximo.

    ResponderEliminar
  4. Para Ángel Vela, aunque sirve también para José Luis Tirado:

    ¿Los mismos perros con distintos collares? Sé que es un refrán viejo que decía mi abuelo con mucha frecuencia. Igual que el flamenco político no tuvo dignidad alguna en entregarle a "Fosforito" la V Llave del Cante, ni él de aceptarla -y mira que soy amigo de él, y bien lo sabes-, yo, si fuese miembro de la familia Ariza ni aparecería por esa charlotada de la entrega, y menos en un lugar tan inapropiado como el Altozano..., que está, evidentemente, para otras cosas.
    Sé cuánto has luchado por este nombramiento durante años, pero si la Comisión es la que conozco por la prensa, más que Comisión es Decepción.
    Hablaré un día de estos de él: ¿Cómo se puede nombrar "Trianero de Honor" a Juan Silverio? Pues -me parece que la frase es de "El Guerra"- degenerando, degenerando...
    Un abrazo, como siempre.

    ResponderEliminar
  5. Lo de llevar el pregón a la bulla del Altozano es inadmisible. Yo no daría un pregón allí. El pregón, y bien que lo sabes, Ángel , necesita concentración, espacio, lugar. Recuerdo a Rafael Montesinos acudiendo a él, a Antonio el bailaor, que lo llevé de mi mano, la cara de mis hijos en el mío, la cara de tus amigos en el tuyo...
    No hay color. Por eso tenía tanto interés en saber quiénes formaban esa Comisión..., porque de ellos serán los defectos de la Velá.

    ResponderEliminar
  6. Emilio,en mi ánimo no está el corregir porque el fondo es el mismo y sirve para lo que está escrito en lo que estoy totalmente de acuerdo en todos y cada uno de los comentarios. Pero a Dios lo que es de Dios y al César...en fín. La frase no es del Guerra es de tu paisano Juan Belmonte. Te la cuento. Iba Juan por Madrí y se encontró con un picador que había estado en su cuadrilla, se metió a político y se hizo alcalde de su pueblo dejando de picar con la importancia que en la época tenían los picadores. Mira por dónde se encuentran a Valle Inclán y Juan,caballeroso, le presenta al picador y le cuenta la historia. Valle Inclán sorprendido pregunta:¿Y como es eso, como ha dejado Vd. la pica por la política?,entra al quite Juan: Degenerando, Don Ramón, degenerando.

    ResponderEliminar
  7. Emilio,en mi ánimo no está el corregir porque el fondo es el mismo y sirve para lo que está escrito en lo que estoy totalmente de acuerdo en todos y cada uno de los comentarios. Pero a Dios lo que es de Dios y al César...en fín. La frase no es del Guerra es de tu paisano Juan Belmonte. Te la cuento. Iba Juan por Madrí y se encontró con un picador que había estado en su cuadrilla, se metió a político y se hizo alcalde de su pueblo dejando de picar con la importancia que en la época tenían los picadores. Mira por dónde se encuentran a Valle Inclán y Juan,caballeroso, le presenta al picador y le cuenta la historia. Valle Inclán sorprendido pregunta:¿Y como es eso, como ha dejado Vd. la pica por la política?,entra al quite Juan: Degenerando, Don Ramón, degenerando.

    ResponderEliminar
  8. Últimamente, se degenera bastante, caso de estos nombramientos con Juan Silverio de la Chica que ha sido uno de los que se ha cargado a Triana arquitectónicamente y sólo ha sacado provecho de ella, tanto que lo premian como "Trianero de Honor". Me voy a tener que meter a algo de esto para que en alguna ocasión se me dé este nombramiento.

    ResponderEliminar
  9. Hace muy poco me he enterado que se está haciendo lo imposible para recuperar el Hotel Triana para el pregón y hay posibilidades de que se consiga. Rectificar es de sabios.

    ResponderEliminar
  10. Sabes que cuando el arreglo y consolidación del Hotel Triana, al que nunca olvido porque allí vivió mi madre varios años, se suscribió un contrato con los vecinos para el uso del mismo. Ahora dicen los vecinos -que deben estar muy agradecidos a la gestión de Ortiz Nuevo-, que las fiestas les molestan. Pues a joderse, hijos, y si no, a buscarse otra vivienda. ¿Me vende alguien uno de sus pisos en el hotel? Yo puedo con todos los ruidos, y más si saben a fiesta grande del lugar. Es como si los vecinos cercanos a Santa Ana se molestasen con el repicar de las campanas al paso de la Esperanza o del Corpus.
    ¡Cosas... de los que se creen nuevos ricos!

    ResponderEliminar