martes, 3 de mayo de 2011

POEMAS DEL ALMA: JUAN CERVERA SANCHÍS (138)


DESPERTABA

Despertaba, lentamente,
la palabra  sol, dormida
en una  hamaca de agua
tejida de suaves brisas.

Amanecía en la  selva
y en el mar  amanecía.
El ruiseñor de la noche
quería ser aurora niña.

Una nubecilla  blanca,
con ojos color de endrina,
daba voz al cielo azul
y color a mis retinas.

Resucitaban de súbito
mis muertos llenos de vida
y las ancianas acacias
de  nuevo reverdecían.

La palabra sol jugaba
con el aire de una sílaba
y en la llama de tu lengua
se endulzaba mi saliva.

    
   MÉXICO  D. F. 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario