miércoles, 20 de abril de 2011

YA HUELE A SEMANA SANTA: EMILIO JIMÉNEZ DÍAZ (20)


VIRGEN DE LA VICTORIA

Ya, por fin, tienes tu casa, 
Victoria del Jueves Santo,
en la orilla de la gloria,
en la acera de los cantos
con aires de martinetes
y de saetas temblando.

Orilla en que es Soleá
madre de amor corralero,
y orilla que es campanilla
en bautizos corraleros
-frente a frente con Sevilla-
de un buen tango arrabalero.

Ya estás en casa, Señora,
penitente y caminante,
como adelfa en la ribera
de esta orilla mareante
llena de jarcias y velas
que lleva tu nombre avante.

¡Seas bienvenida, Señora,
a este puerto de Triana
de tan buenos marineros,
porque falta nos hacía
tener en la travesía
tu nombre en nuestro velero!

Victoria de eternidades
de este humilde caserío
que sueña con anchos mares
desde el espejo profundo
de un río que enseñó al mundo
la flor de sus ideales.

Ya estás, Victoria, en Triana.
Ya estás aquí, Soberana.
Ya en tu casa, Cigarrera.
Ya tu nombre en nuestros labios
y tu estampa bajo un palio
por la calle marinera.


Emilio Jiménez Díaz
"Pregón de la Semana Santa de Triana"
(6 marzo 1994)

2 comentarios:

  1. Cómo recuerdo aquella mañana luminosa de tu pregón; qué buen día pasamos cuando todavía se respiraba Triana...

    ResponderEliminar
  2. Pasamos una mañana extraordinaria. En un rincón del salón de casa está enmarcado el hermoso artículo que me dedicaste en El Correo de Andalucía. A la vez fue un día triste: fue cuando me enteré del cáncer galopante que tenía nuestro amigo Manuel Centeno, que también asistió al pregón. ¿Te acuerdas?

    ResponderEliminar