miércoles, 13 de abril de 2011

POEMAS DEL ALMA: JUAN CERVERA SANCHÍS (124)


EL  JUEGO

  Para  Elisa Santos Donaire, en Triana.


Que la  vida sigue aquí,
la  vida  nunca  se va,
la  vida jamás se acaba,
que la  vida  siempre está;
que  está  aquí siempre  la vida
y  no deja de soñar;
que  la  vida  jamás deja
de llorar  y de cantar;
que no deja, que la  vida
nunca deja de ser ella,
y ella es ella  porque es ella,
como es ella y muy ella.
Ella, ella, ella, ella,
la vida, que siempre ha sido
y siempre y siempre será;
que  la  vida  nunca deja
de asombrarse  y de asombrar
y no deja y  nunca deja
de crear  y recrear;
que no deja, que la  vida
nunca  deja de  jugar,
que es la  vida un juego, el juego,
ese  juego de  nunca y nunca acabar,
ese juego que  jamás y jamás nunca
deja y deja de jugar y jugar
                                           y  jugar...
                        
                                      
    México D. F. Claustro Franz  Mayer 
   Domingo  10  Abril  2011

2 comentarios:

  1. Desde el lugar que nos concede Emilio doy las gracias a nuestro amigo Juan por este poema.

    La vida es un juego, a veces perdemos algunas partidas, porque ganar siempre sería demasiado aburrido... pero es un juego realmente fascinante, cuyo mejor combustible son los sueños...

    Un abrazo, de esos que cruzan el oceáno y otros de aquellos que cruzan la Vega...

    ResponderEliminar
  2. Emilio Jiménez Díaz14 de abril de 2011, 14:19

    Yo no tengo espacios, todo es vuestro, todo está creado para que vosotros podáis hacer de vuestra imaginación un nuevo paraíso.
    Si la vida es un juego -que lo es-, esta partida del amor a un ser querido la hemos ganado nosotros: José Luis, tú, un poquito de mi yo y un mucho de Paco Sosa.
    ¿No crees que si todo se pudiera hacer de esta manera -que es ciertamente posible- Triana no se convertiría en un Edén de Cultura?
    ¡Luchemos por las cosas hermosas que pueden realizarse!
    Te has merecido de sobras el poema de Juan.

    ResponderEliminar