viernes, 25 de marzo de 2011

POEMAS DE MI ARMARIO: DE ROSAS Y DE ESPINAS (1)


ENCADENADOS

No te vayas, espera. 
Sujeta los dinteles del corazón 
y aguanta. 
Necesito tus manos, 
patena abierta a las desgracias. 
Necesito tus ojos 
fundidos en los ojos del olvido 
y del amor que pasa. 
Necesito tus labios, 
valle de tanta lágrima embalsada, 
muy cerca de los labios que, apretados, 
sólo espera tu llave que los abra. 

Te necesito, amor, te necesito 
en mi vida, 
en mi pecho, 
en la casa, 
con tu caricia amable 
sobre las penas ¡tantas! 

No te vayas, espera. 
No me dejes, aguarda. 
Que fue mucha la angustia 
y poca la esperanza. 
Y si se va la poca que encendía la llama, 
si te vas ahora mismo 
-pañuelo de tanta lágrima secada- 
me quedaré sin fe, 
sin universo, 
y sin el verso que busco hace años 
para darte, sincero, las gracias.


Emilio Jiménez Díaz
"De rosas y de espinas" (1987)

No hay comentarios:

Publicar un comentario