sábado, 26 de marzo de 2011

CANCIONES POR NUESTRAS VIDAS: LA DÉCADA PRODIGIOSA (118)

MONNA BELL
Dentro del capítulo de las canciones anodinas, creadas exclusivamente para distraer, o como excusa para fondo principal de una película, nos llegó, con la hermosa voz de la cantante chilena Monna Bell, famosa por el tema "Un telegrama", entre muchos otros como "Tómbola", la canción titulada "El día de los enamorados" (1959), con letra de G. Moreu y música de Augusto Algueró, uno de los principales compositores de esta artista. El tema se incluyó en la película del mismo nombre, que curiosamente contaba con el mismo elenco de actores y actrices que la película "Las chicas de la Cruz Roja", que ya tuvimos ocasión de ver en estas páginas:

Hoy es el día de los enamorados, / con ansias y esperanzas de un querer, / por eso, teniéndote a mi lado / tu amor en este día lograré. / Hoy es el día de los enamorados, / juntemos tu sonrisa y mi canción, / que al unirse por un beso nuestros labios con amor / tendrás por siempre mi corazón.. / San Valentín, yo no te olvido / porque su amor en esta fiesta he conseguido. // Hoy es el día de los enamorados, / y sólo lo que importa es el querer, / y por eso he de pedir que siempre vele por los dos / y nos proteja San Valentín. // Hoy es el día de los enamorados, / con ansias y esperanzas de un querer, / por eso, teniéndote a mi lado / tu amor en este día lograré. / Hoy es el día de los enamorados, / juntemos tu sonrisa y mi canción, / que al unirse por un beso nuestros labios con amor, / tendrás por siempre mi corazón. / San Valentín, yo no te olvido / porque su amor, en esta fiesta he conseguido. / Y por eso he de pedir que siempre vele por los dos / y nos proteja San Valentín. / Hoy es el día de los enamorados / y felices tú y yo, viviremos siempre así / porque sabemos que nos protege San Valentín.

A principios del año 1958, el cantautor jiennense José Luis Martínez Gordo, conocido artísticamente como "José Luis y su guitarra", dedicó a su novia esta canción de su autoría que se haría famosísima sonando por todas partes y en todos los labios. "Mariquilla" se llamaba, y decía así:


Tu pelo moreno, tu boca, / tu cara de rosa y jazmín, / han encendido de un modo mi alma / que ya he perdido la calma / y hago locuras por ti, mi bien, / han encendido de un modo mi alma, / que ya he perdido la calma / y hago locuras por ti, mi bien. // Mariquilla bonita, graciosa chiquita, / tienes mi querer. Yo te doy mi vida, / mi alma y mi sangre y todito mi ser, / y te canto bajito lo que te quiero, / cuánto te adoro, tú eres mi bien. // Tus hermosos ojos, tus manos, / tu cuerpo chiquito, tu voz, / han conseguido que mi corazón, / que está sediento de amor, / vuele corriendo hacia ti, mi bien. / Han conseguido que mi corazón, / que está sediento de amor, / vuele corriendo hacia ti, mi bien. / Tu pelo moreno, tu boca, / tu cara de rosa y jazmín, / han encendido de un modo mi alma / que ya he perdido la calma / y hago locuras por ti, mi bien.

Un pasodoble, titulado "Campanera" (1956), con letra y música de Fernando García Morcillo, también se quedaría con nosotros para siempre. Hasta en nuestros días se recuerda. Esta canción, cantada por un "Joselito" que tenía 9 años de edad, se incluyó en la película "El pequeño ruiseñor", que dirigió Antonio del Amo:


JOSELITO

¿Quién ha pintao tus ojeras / la flor de lirio real?, / ¿Por qué te has puesto de seda?, / ay, campanera, ¿por que será?. / Mira que tó el que lo sabe / cuál es la llave de la verdad, / dicen que no eres buena, / y a la azucena te pudiera comparar. / Dile que pare esa noria / que va rodando y pregonando lo que quiere, / y por saber de tu historia / la están buscando, cómo y cuándo del que hiere. / Ay, Campanera, / aunque la gente no quiera, / tú eres la mejor de las mujeres / porque te hizo Dios su pregonera. / ¿Por qué se para la gente, / nada más la ven de pasar?, / por que es alondra valiente, / que alza la frente y echa a cantar. / Dicen que si un perseguío / que anda escondío la viene a ver, / cuentan, que amante espera, / la campanera con la ronda de las tres. / Ya era corona de gloria, / para aquel revuelo del desvelo, por amores, / cuando el rodar de la noria / tapó con velo todo el cielo de colores. / Ay, Campanera, / aunque la gente no quiera, / tú eres la mejor de las mujeres / porque te hizo Dios su pregonera.

Y vamos a despedir este repaso que hemos dado por la década de los cincuenta a los sesenta, con un bayón que se hizo muy popular y que llevaba por título "Lavanderas de Portugal" (1957), con letra de Roger Lucchesi y música de André Popp, y que popularizaran Luis Mariano y Paquita Rico, siendo llevada al cine en la película-documental "Un día en Lisboa" (1964), protagonizado por Soledad Miranda, con la dirección de Alfonso Nieva:

Conocéis a las lavanderas, / lavanderas de Portugal, / con sus cestos en la cabeza / van al río a lavar. / Y las notas de una canción / de sus almas apasionadas / brotan dulces con la ilusión / que palpita en su corazón. // Lavanderas de Portugal / muchachitas encantadoras, / por el día van a lavar / y de noche a enamorar. / Tip, tap, tip, tap, / golpeando para lavar; / tip, tap, tip, tap, / cantando para soñar./ La la la la la la.....

Muchísimas canciones hemos dejado sin mostrar en este breve repaso por la década prodigiosa. Sería imposible enumerar en este breve paseo tantas cuantas aparecieron en esos años de tan fecunda creación. Sólo hemos reseñado las que hemos creído más significativas, o más bien, las que más se quedaron para siempre en la memoria colectiva que hoy hemos intentado recordar. A partir de mañana, con nuevas voces y nuevos temas, otro camino se abre ante nosotros lleno de ecos y sonidos. Intentaremos, pues, pasarlo lo mejor posible rescatando de esa gran cantera musical las mejores canciones de una nueva década, que también fue tan prodigiosa como esta que nos ha convocado en estos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario