miércoles, 9 de febrero de 2011

CANCIONES POR NUESTRAS VIDAS: LA ELEGANCIA DE JORGE SEPÚLVEDA (73)

Luis Sánchez Monleón -algunos estudiosos citan el primer apellido como Sancho-, fue conocido en el mundo de la canción como Jorge Sepúlveda, y había nacido en Valencia en 1917. Trabajador como contable en una empresa de transportes, profesión que simultaneaba con su afición musical, decidió el año 1941 marcharse a Zaragoza junto a un amigo, formando el dúo Lucas-Sepúlveda y haciendo sus primeros pinitos en la ciudad aragonesa con canciones de Gardel. En 1942 dieron el salto a Madrid y actuaron en la sala de fiestas "Casablanca" aumentando poco a poco el exigüo repertorio. Separado de su compañero, y al ir tomando consistencia en nuestro país el bolero, fue especialízándose en él, consiguiendo, al cabo de los años, ser uno dee sus principales y afamados intérpretes.

En el año 1944 lo llamaron de Radio Nacional de España para inaugurar sus nuevas instalaciones, en cuya emisora estuvo contratado quince meses gracias al gran número de admiradoras que pedían sus canciones, lo que le sirvió para iniciar el camino de sus primeras grabaciones con temas como "Para mí no más", "Noche oriental", "Pobre bohemio", "Lo que nadie supo", "Poema del beso" o "Quiero llevarme tu amor", entre muchas otras. De allí pasó a Radio Madrid, cantando en directo con la orquesta del maestro Tejada en el programa "Música para todos", cosechando un increible éxito, que lo refrendaría como gran artista, en 1946, cuando sacó su bolero titulado "Santander", con autoría propia y música de Peiró:

Santander, eres novia del mar / que se inclina a tus pies / y sus besos te dá. / Santander, las estrellas se van / pero vuelven después / en tu cielo a brillar. / Yo también dejaré tu bahía / y un recuerdo en mi vida / que jamás borraré. / Santander, al marchar te diré: / Guarda mi corazón, / que por él volveré. / Santander, las estrellas se van, / pero vuelven después / en tu cielo a brillar. / Yo también dejaré tu bahía / y un recuerdo en mi vida / que jamás borraré. / Santander, al marchar te diré: / Guarda mi corazón, / que por él volveré. / Santander.

Y otro gran éxito no se hizo esperar: "Mirando al mar", bolero que aún se sigue recordando en nuestros días y que se sigue imprimiendo en las mejores antologías. Jorge Sepulveda, que no poseía un gran derroche de voz, sí sabía modularla con gran delicadeza, aterciopelándola al gusto de la época. Su bigote cuidado, su pelo ondulado y su exquisita vestimenta, hacían el furor de toda la grey femenina, que era su gran público. "Mirando al mar" fue un auténtico bombazo en su época y era la canción más escuchada en las distintas emisoras. El bolero llevaba letra de C. de Haro y música del maestro Marino:

Bajo el palio de la luz crepuscular,/ cuando el cielo va perdiendo su color, / quedo a solas con las olas espumosas / que me mandan su rumor. / Ni un lejano barquichuelo que mirar, / ni una blanca gaviota sobre el mar... / Yo tan sólo recordando la aventura que se fue, / la aventura que en tus brazos amorosos disfruté, / bajo el palio sonrosado de la luz crepuscular. / Mirando al mar soñé / que estabas junto a mí. / Mirando al mar yo no sé qué sentí, / que acordándome de ti, lloré. / La dicha que perdí / yo sé que ha de tornar, / y sé que ha de volver a mí / cuando yo esté mirando al mar... / Mirando al mar soñé / que estabas junto a mí. / Mirando al mar yo no sé qué sentí, / que acordándome de ti, lloré. / La dicha que perdí / yo sé que ha de tornar, / y sé que ha de volver a mí / cuando yo esté mirando al mar...

Al igual que Machín, Jorge Sepúlveda grabó también, y con gran éxito, la célebre "María Dolores", no sin antes dejar impresas en el microsurco las canciones "Mi caravana", "Me gusta ir contigo", "Santa Cruz", "Abrázame así" o "A escondidas", la genial composición de Luis Araque. Recordemos ahora "Santa Cruz", dedicada a Tenerife, del maestro García Gordillo:
 
Que lindo está Santa Cruz / cuando va muriendo el día, / cruza el aire una folía, /  allá por el horizonte / las parras de Tacoronte / y el Teide sobre la bruma / y un cielo azul que perfuma / los tamarindos del monte. / Ay Santa Cruz, / flor del jardín tinerfeño, / despertar de un bello sueño / que no se puede olvidar. / Ay Santa Cruz, / mi tierra morena y brava / y el valle de la Orotava / que tiñe de verde el mar. / Cuando la tarde se va / con cadencias de palmera / una trigueña me espera / suspirando en las mimosas, / y las estrellas celosas / parpadean su agonía / cuando su boca y la mía / se besan bajo las rocas.

Nos despedimos con el recuerdo de otra de sus mejores y más pegadizas canciones, original de Carmelo Larrea y grabado el año 1953: "No te puedo querer":

 No quiero que me supliques, / que yo te quiera. / No quiero verte llorar, / ni quiero que pases pena. / Despreciaste mi cariño / cuando yo te lo entregaba / y un cuchillo me clavabas, / en mitad del corazón. / Lo mismo que estás sufriendo / yo también por ti sufrí, / hazte cuenta que me he muerto / y no te acuerdes de mi. // No te puedo querer, / porque no sientes lo que yo siento. / No te puedo querer, / apártame de tu pensamiento. / Un día te quise y al verme llorando, / tu te reías de mi padecer, / ahora es tarde no hay remedio, / ya no te puedo querer. // Yo bien quisiera quererte, / pero no puedo / la culpa no tengo yo, / ni mando en mi sentimientos. / Tú jamás podrás negarlo / que te quise ciegamente / y que esclavo estuve siempre / de tu gusto y voluntad. / Si ahora ya no te quiero / no te debes de quejar. / que te pago con moneda, / que me enseñaste a acuñar. / Un día te quise y al verme llorando, / tú te reías de mi padecer, / ahora es tarde, no hay remedio, / ya no te puedo querer.

¡Entrañable y genial el cantante valenciano que también puso la emoción de sus canciones en el aire de un país desmotivado por la reciente guerra!
Cuando en los años sesenta la música española iba por otros derroteros, Jorge Sepúlv ea tiró la toalla dejando atrás una buena cantidad de canciones que se habían hecho famosas, aunque siguió alimentando su nostalgia como "disc-jockey" en Radio Juventud de Palma de Mallorca, ciudad a la que se retiró en 1965. Por pura casualidad, y en un programa de Televisión Española que dirigía Romano Villalba, "Mundo camp", el mito volvió a renacer y comenzaron a lloverle de nuevo las galas y los contratos en discotecas. Aprovechó el grato momento y hasta hizo una nueva grabación con temas de ayer y actuales. El gran bolerista, símbolo de la elegancia en el escenario, falleció el 15 de agosto de 1983.

7 comentarios:

  1. Tengo 50 años, pero me gusta mucho Jorge Sepúlveda y tengo 2 CDs de él.

    ResponderEliminar
  2. No es que me guste todo lo que tiene, pero hacía cosas agradables. Yo tengo 63 tacos de almanaque, pero aún le pongo y escucho de cuando en cuando.

    ResponderEliminar
  3. Quisiera que alguien me facilitase la letra de la canción CUANDO TU NO ESTAS, cantante Jorge Sepólveda 3O éxitos Sepulveda.

    Letra original de Antonio Martínez Endique, musica de Manuel Massotti Littel.

    Pagando el precio de su importe, por recuerdo sentimental

    contacto: Juan Romero Díaz, juanro5554@hotmail.com
    Murcia (España)

    ResponderEliminar
  4. Se lo intentaré mandar cuanto antes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Don Emilio Jiménez Díaz

      Dios se lo pague, la gran alegría que le dará mi mujer Conchita Rabadán Martínez, nieta carnal de Antonio Martínez Endique, por su recuerdo sentimental.

      Juan Romero Díaz, juanro5554@hotmail.com

      Eliminar
  5. Gracias por facilitarme las carátulas de los discos de Jorge Sepúlveda, en cuyo repertorio está la canción CUANDO TU NO ESTAS.

    Si puediera alguien colgar en Internet, el texto de la letra, se lo
    agradecería.

    ResponderEliminar
  6. Me gustaría saber de que año es la canción la caravana, así como camino caminito y amor ya no me quieras tanto

    ResponderEliminar

Su comentario será publicado tras su previa lectura.