lunes, 24 de enero de 2011

BUENOS DÍAS, SEÑORA ALCALDESA: EL PROBLEMA DE NOREÑA

(La Residencia Sanitaria Teniente Coronel Noreña, más conocida como "La Noreña", se inauguró el 17 de marzo de 1957 y estuvo en uso hasta 1984 en que las distintas administraciones dejaron que se muriese sola tras haberle realizado unas obras costosas de rehabilitación. Después de 20 años cerrada, no se demolió hasta el año 2004. Somos únicos en España para las prisas).


¡Residencia de Noreña!
¿quién te alzó de esta manera,
roja de diez mil ladrillos,
cupulín de centinela,
diez mil huecos de ventana,
cuatro mil trescientas puertas
y una altura desgarbada
que tapa a Sierra Morena?

En tiempos de don Francisco,
Franco, porque se me entienda,
todas érais clonizadas,
todas iguales de feas,
todas del mismo arquitecto,
aquí, en Sevilla o en Cuenca,
todas con cúpula arriba
y abajo escudo con flechas.

Cuando un día te cerraron
te fuiste muriendo entera,
agonizando despacio,
sangrándote por las venas,
aunque tu esbelta silueta
más alta que una palmera,
pero también más rechoncha,
aún sigue en pie dando guerra.

Te dejaron sin camisa,
sin sujetador, sin tetas,
te robaron los chorizos:
los retretes, las losetas,
las tuberías de plomo,
hierros de las escaleras,
y entera no te robaron
porque estás de hormigón hecha.

¡Residencia de Noreña
que aún sigues dando problemas
a todas las entidades
implicadas en el tema
de que qué hacen contigo
si arreglarte o a la quema,
si utilizarte de nuevo
o esperar a que te mueras!

El buenazo de Mellado
ya quiere verte por tierra
para quitarse tu imagen
tórrida de la cabeza,
y planea una voladura
superior a las falleras
para que desaparezcas
por gorda, aparte de horrenda.

Mas ahora, como siempre,
empieza el ciclo de apuestas,
de poner de acuerdo a todos,
de proyectos, de problemas,
de la falta de parneses
y de ilusión por el tema,
y de muchos intereses
y de mucha estratagema.

Como buena mediadora
ya se escogió a la alcaldesa
para urdir un plan preciso
entre las partes opuestas.
Cual María Auxiliadora,
ayudará en lo que pueda,
bien por mantenerte viva
o bien para que te mueras.

Lo que sí es lamentable
es tu imagen de alma hueca
que afea todo el entorno
de la Córdoba moderna.
Piden las asociaciones
mandarte ya a hacer puñetas,
porque eres nido de ratas
y estás llenita de mierda.

Lo importante es que decidan
todos de forma serena,
se llegue a una conclusión
y a ejecutarla procedan.
Que no se pasen los días,
como ocurre en nuestra tierra,
hablando años y años
del futuro de Noreña.

Como se mueren los hombres,
también se mueren las piedras,
aunque éstas por desidia
de aquellos que nos gobiernan.
¡Ay, residencia gordita
que quita vista a la sierra!
¡Que decidan los políticos
y que sea lo que Dios quiera!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada