jueves, 30 de septiembre de 2010

LIBROS CON SON FLAMENCO: DE CANTE GRANDE Y CANTE CHICO


Este libro del malagueño José Carlos de Luna se hizo muy popular en su tiempo y ha sido reeditado en varias ocasiones, ignoro si por el interés mínimo de algunos de sus comentarios o por la inclusión en él de muchas letras de su cosecha. Quien hiciera célebre sus composiciones de La Taberna de los Tres Reyes y el Café de Chinitas y, por supuesto, de El Piyayo, triunfó con este libro que no intenta, ni mucho menos, erigirse en un tratado de flamencología.

Cada capítulo se abre con los pensamientos que el poeta tiene de cada cante, entre los que recoge las soleares y las peteneras, la seguiriya y la saeta, el martinete y la debla, los que descienden de la caña, tangos, caracoles, guajiras, bulerías, serranas, caleseras, cantes de trilla, temporeras, fandangos y fandanguillos, tarantas y cartageneras, malagueñas, granaínas, roas y alboreás.

Tras sus varias lecturas, siempre he sacado la conclusión de que es un libro más poético que analítico del cante que trata. Como cancionero sí es interesantísimo, no sólo por las composiciones propias que el autor aporta sino por el rescate de letras antiguas del cancionero popular.


Edita: Escelicer, S.L.
Ciudad: Madrid- 1942
Páginas: 185
Adquisición: Librerías de viejo.
Reedición: Asociación de Amigos del Libro Antiguo y Bienal de Sevilla
Ciudad: Sevilla-2000
Depósito Legal: SE-3096-2000

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada