domingo, 21 de octubre de 2012

"LA PLUMA LOCA" BOLETÍN CAMELONCIO DE INFORMACIÓN GENERAL

"LA PLUMA LOCA"

BOLETÍN INFORMATIVO DE INFORMACIÓN GENERAL

21 DE OCTUBRE DE 2012





Agencia Jeta.- El pasado viernes, en sus tierras gallegas, adonde fue para apoyar a Alberto Núñez Feijóo en las elecciones, Mariano Rajoy dejó caer, entre otras muchas mamarrachadas, otra de sus perlas para no olvidar en la enciclopedia de chorradas varias. Sin despeinarse -como hace Ronaldo- dijo que: "Votar al PP es votar la idea de una España moderna, integradora y plural". ¡Toma ya, y sin apuntador ni nada! Votar al PP -según se desprende de lo que dijo en Vigo- es votar la modernidad de tener cerca de seis millones de parados; que los autónomos estén más solos que la una; que la juventud esté desamparada y, la que puede, huya, como las ratas de un barco, hacia las oportunidades que otros países le ofrece; que los desahucios estén a la orden del día; que millones de familias no tengan para terminar el mes; que los ancianos -que tantos sudores y lágrimas han dado por este país- estén totalmente abandonados a su suerte con el entierro total de la llamada "Ley de Dependencia"; que los políticos vivan a tutiplén mientras que a la clase trabajadora se le despide sin indemnización y a través de un burofax... Esta es la España moderna, y tan integradora que sólo ha logrado ser nido de grandes mafias extranjeras, llenar las calles de pedigüeños, de ladrones de altos vuelos y de especialistas evasores. Esta es la España plural -la Una, Grande y Libre- ¿Nos suena a algo? en la que además de él viven como reyes 17 presidentes autonómicos, 17.000 recogecosas, 170.000 recomendados metidos a funcionarios y más de 1.700.000 ladrones de alto fuste. Esto, queridos lectores, es lo que conforma esa España moderna, integradora y plural que sólo puede hacerse si vota al PP. En la mano de los electores está cambiar las directrices. No es tan difícil: sólo hay que ser honesto con uno mismo y no ser lelo. ¿Más fácil?


Falcon Press.- Hay que tenerla dura, más que el diamante o un rayo láser, para hacer lo que el pasado viernes hizo Rajoy utilizando el Falcon oficial de Presidencia para asistir a los mítines de su Partido en tierras gallegas. Todo hubiera pasado casi como una anécdota a no ser porque Rajoy puso de verde y oro a Zapatero cuando éste voló a Sevilla para un mitin en Dos Hermanas y a otro mitin del PSOE en Asturias. Entonces, el gallego dio leña, la suficiente leña para que todos valorasen su honestidad, esa que rompió el viernes pasado. Entonces, dijo: "El dinero público es de todos los contribuyentes y, por tanto, ese tema requiere transparencia, porque uno ya está harto de chulería, prepotencia y de cómo se usa el dinero de todos los españoles." Total, que al final -y ya se sabe que quien la copia la mama-, Rajoy nos ha robado con este vuelo a todos los contribuyentes, no ha sido transparente, es un chulo, un prepotente y ha derrochado el dinero de los españoles. ¿Para qué queremos, entonces, a un Presidente como él? Para mentir, don Mariano, hay que tener memoria..., y más vergüenza.


Agencia Nécora.- El gran trabajador Alberto Núñez Feijóo (PP), Presidente de la Junta de Galicia hasta ayer, mañana no lo sabemos, que comenzó su carrera política allá por 1991 -cuando se le apareció la Virgen de Fátima para convertirlo de un pobre abogado a regir los destinos de su región-, al estilo de su amado Mariano Rajoy, Presidente de su Partido, se le soltó el vientre y dejó una cagada para registrarla: "Hay que dejarnos de huelgas y conflictos y trabajar más". Sus palabras se han vuelto contra él. Claro, señor Feijóo -que tiene la columna vertebral intacta de no haberla doblado en su vida-, claro que hay que trabajar más. ¿Me dice usted dónde? ¡Menos predicar, y dar más trigo! ¿Sabe usted lo que es una espiocha y una pala? ¿Que no? Cateado.


HUMOR



2 comentarios:

  1. ¿Moderna?, ¿integradora?, ¿plural?. Este tío lo flipa. Y en cuanto al uso del avión, qué prontito pierden la honestidad estos políticos, es subirse al carro y se transforman en carroñeros. Y Feijóo, por favor, le pedimos, le rogamos,le suplicamos que nos diga DÓNDE ESTÁ EL TRABAJO. Millones de españoles se lo agradeceremos. !Gilipollas¡

    ResponderEliminar
  2. Pues así está el país. Cada uno dice lo primero que se le ocurre sin dar ejemplo alguno. Por eso yo hago estas paridas cachondas. Puestos a sufrir, prefiero la ironía.

    ResponderEliminar