martes, 16 de octubre de 2012

"LA PLUMA LOCA" BOLETÍN CAMELONCIO DE INFORMACIÓN GENERAL


"LA PLUMA LOCA"

BOLETÍN CAMELONCIO DE INFORMACIÓN GENERAL

16 OCTUBRE 2012




Luto Press.- La directora general del FMI, Christine Lagarde, nos envía de nuevo a los llamado "hombres de negro", no sabemos si se llaman así porque no se lavan o porque visten con el ropaje funerario presto para ocasiones funestas. Estos tíos de color tan triste bien se hubieran podido quedar en sus respectivos países y no dar la coña en el nuestro, en el que estarán hasta el próximo día 26 y a "tutiplén": jamoncito de Jabugo, gambas blancas de Huelva, nécoras gallegas, vino de la Ribera del Duero, etcétera. Aquí es que nos quitan la cartera y, encima, seguimos siendo rumbosos. ¡Arza y toma, Jeroma! Vienen a controlarnos, a saber de primera mano si seguimos con la misma hambre desde 2007 o ya le estamos pegando de gordo al "chope". Vienen a espiar nuestras carteras, los pequeños ahorros de aquellos que los tengan, las barras de las tascas y lo veladores, el índice de consumo de "Cruzcampo", la desgraciada buena salud de nuestros ancianos... Pero de seguro que no se van a meter en Bankia, ni en las Cajas de Ahorros, ni en las inversiones -tú te lo llevas, yo me lo llevo- de nuestros políticos, ni en esa cosa extraña de los EREs andaluces, ni en los aeropuertos sin aviones, ni en las autovías e infraestructuras sin terminar en la que se han gastado -y llevado- miles de millones. Estos cuervos vienen a terminar de quitar a los pobres lo poco que les queda, aunque sea la maja del gazpacho. Nos reímos en esta redacción cuando recordamos una letra del carnaval gaditano refiriéndose a las visitas de Juan Pablo II a España: Con la visita del Papa / ¡vaya polémica que se armó! / por lo cara que costó / y por el tiempo que se llevaba en Televisión. / Cuarenta millones en guardaespaldas, / qué de dinero cobran los ángeles de la guarda. / Se llevaron nueve diítas / papeando los capillitas. / Por eso no nos extraña que hubiera gente en el aeropuerto / con una pancarta que decía: / Te despedimos con "Totus Tuus".
Pues con "Totus Tuus", por no decir con "tos sus muertos" -que se entiende mejor-, deben irse estos señores de negro de nuestro país.  ¿No tuvimos bastante durante la posguerra con la visita negra y semanal de los diteros? 


Camelo Press.- Tras abortarse varias veces, por fin el pasado domingo el aventurero austriaco, Felix Baumgartner, cumplió la hazaña de arrojarse en un paracaídas desde unos 39.000 metros de altura, habiendo ascendido en globo tripulado a la estratosfera -¿Dónde queda eso? ¿Está más cerca de La Barzola que de Triana?- para tirarse de cabeza al vacío -ni que fuera Santillana-, romper la barrera del sonido sin apoyo mecánico y en caída libre, y llegar a la tierra como quien llega a "Casa Morales" para tomarse un tinto de Valdepeñas. Y la gente que lo vio por televisión, después de esperar varias horas los preparativos publicitarios de la firma paisana "Red Bull", sólo sabía decir sin salir de un asombro colectivo: ¡Oh, ah, vaya tela, a que se la pega, vaya güevos, qué tío...! Bueno, pues ya ha subido, ya se ha tirado, ya ha llegado bien. ¿Y qué pasa ahora? Lo difícil, totalmente imposible, y lo hacen los españoles todos los días, es comer sin cobrar, vivir en la miseria más absoluta 8 millones de hermanos y que sean miles los voluntarios que se prestan a atender tantas necesidades. Lo difícil, más que la cuerda floja de un funambulista, es que el PP esté gobernando sin que España entera se haya sublevado contra tamaña injusticia. Lo que ha hecho este austriaco, de apellido tan raro para nosotros, es una proeza. Lo que hacen los españoles, sin la ayuda del gobierno, es un milagro. Mucho más difícil, como diría el gran sevillano Antonio Núñez de Herrera.


Senyera Press.- Ni Mas ni menos no es el título de una rumba de "Los Chichos", ni el célebre grabado al aguafuerte de Goya -me parece que marcado con el número 41-. Mas, ahora mismo, es el presidente de la Generalitat, y el que tiene a media España en pie desde Madrid para arriba, y a la otra media, desde Madrid para abajo, a la Corona, a Rajoy, a la oposición, a la Federación Española de Fútbol..., a todos tiene de los nervios este hombre que quiere hacer lo imposible dentro de un Estado con una Constitución, pero que lo está intentando con todas sus fuerzas. No hay telediario, páginas de prensas, revistas y publicaciones que no hablen de esta obsesión del mandaMás catalán y catalanista. Creemos que el diálogo es imprescindible para que España -tendida sobre un hilo aún más frágil que el de Los Balcanes- solvente las deudas. No nos cabe duda que que Cataluña ha sido siempre el motor económico de España. Recordamos aquel zambombazo del libro de  José María Osuna, "La novena provincia andaluza" (1973), cuando denunciaba que la Andalucía del señorito prepotente, injusto y vago, indolente, que tenía tierras y bodegas en Jerez, casa en palacios de Sevilla, y sus queridas en Madrid, propició que Cataluña recibiera a un millón largo de andaluces que allí tuvieron trabajo y la oportunidad de rehacer sus vidas. Desde entonces tenemos devoción por esta tierra que siempre ha luchado por la prosperidad partiendo desde la simple clase media. Hoy, los muchos analfabetos de carrera que habitan nuestro país, le tienen tirria y odio a una comunidad que supo dar ejemplo a la mayor de las comunidades: Andalucía, en la que los braceros esperaban en la plaza para que viniese el señorito o el capataz -muchas veces con derecho a pernada (ver "Manuela") a contratarlos-. Imposible es que Cataluña se independice de España, pero al menos está dando una lección de preservar su capacidad económica. En Andalucía, anteayer, ayer y hoy, y va de largo para el futuro, siempre el hambre es la gran protagonista. En Cataluña, y ya no es la Cataluña que fue, al menos la dignidad está por encima de las conveniencias de los políticos, aunque en todas partes se cuezan habas. Creemos que ya está bien de que no se hable de la realidad de España -como ocurrió ayer en una entrevista televisiva a Ruiz Gallardón- y se acuda a la "bicha" del problema catalán. El problema está en nuestro país, en la España toda, a la que ha llevado a la miseria, que terminará en derrumbe, un partido que se llama de centro, pero que es más de derecha que el punto cardinal llamado del Este, que ha perdido el Norte de la gobernabilidad, que se ha cargado al Sur, y que nos lleva al Poniente, al Ocaso, al punto llamado de la muerte.


HUMOR



4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con todo lo que has escrito. Así es.

    ResponderEliminar
  2. Yo no sé si es así, pero así lo veo. Estos políticos me han hecho agnóstico en la fe a los partidos políticos. Cero patatero cuando nos pidan el voto, que nadie lo haga, que nadie vaya a las urnas, abstención total..., y después esperar para ver qué hacen.

    ResponderEliminar
  3. "Cero patatero cuando nos pidan el voto, que nadie lo haga, que nadie vaya a las urnas, abstención total...
    Pregono eso en mi bar a diario desde hace años. La gente sigue entrando por el aro, tiene miedo de que pase algo y sigue votando. Pero, ¿puede pasar algo peor que esto que estamos viviendo? Un saludo, Emilio.

    ResponderEliminar
  4. Cero patatero total. Sabes bien por estas páginas que siempre he pedido el voto en blanco para eliminar escaños.

    ResponderEliminar