domingo, 14 de octubre de 2012

DESDE MI TORRE: ¿ESTAMOS SOLOS?



A toro pasado, porque la desgracia sucedió hace una semana, sin darle ningún eco los principales medios de comunicación de nuestro país, me he enterado por una emisora de radio, que lo difundió el día 12, que un vigilante de seguridad de 53 años, ex trabajador de la empresa Esabe, y que prestaba sus servicios en el Instituto Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Sevilla, se suicidó en la madrugada del pasado lunes, día 8, ahorcándose de un árbol cercano a su domicilio. A este trabajador, J.R.L., la empresa Esabe le adeudaba siete meses de sueldo, alrededor de unos 10.000 euros. A pesar de todo, el vigilante acudía diariamente a su trabajo con la esperanza de que un día no muy lejano la empresa le pagase la deuda.

Pero hace un mes, la vigilancia del Instituto Municipal de Deportes del ayuntamiento sevillano cambió de adjudicatario y el hombre pasó de trabajar en la empresa Esabe a COS Seguridad. Ni Esabe le pagó lo que le debía ni la nueva empresa adjudicataria le abonó la nómina de agosto. Desesperado, casado y con dos hijos, y ante una situación sin recursos económicos, eligió la peor de las opciones: el suicidio.

 Y me pregunto: ¿No hay unas leyes que obligan a las empresas a pagar sus salarios? ¿Desde cuándo se ha visto en un país que se da el autobombo de progresista de que sus habitantes tengan que trabajar sin salario?  ¿Dónde están esos políticos que dicen defendernos? ¿Dónde los sindicatos y sus gerifaltes, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, que dicen defender los derechos de los trabajadores? ¿Por qué los medios de comunicación callaron la noticia de este suicidio y porqué no se buscan a los responsables de que esto, como en otros casos, pudiera ocurrir? ¿Estamos solos y aquí cada uno hace lo que le viene en ganas sin que la autoridad y la Justicia actúen de inmediato?

Seguro que hay más casos en España como el de J.R.L., pero que se callan a la opinión por miedo a que el país se rebele contra tamañas injusticias. Cada día estamos conociendo más casos de empresas que no pagan a sus trabajadores, o les van pagando a dita, un poquito cada vez. Esto va en contra de lo que dice la Constitución y va de plano contra las leyes que asisten a los trabajadores. Pero el gobierno mira para otro lado, no pone coto a tantos desenfrenos y el pueblo ya no puede aguantar más. Rajoy y, por supuesto, la oposición, es que no se entera, o no quiere enterarse, de que hay miles de familias pasando HAMBRE, mucha HAMBRE, y que no tienen ni para las necesidades más básicas. Esta no es la España de la posguerra: es la España del AVE, de las grandes terminales aeroportuarias, de un Congreso y un Senado que sólo trabajan para ellos. Todos creíamos que con la Democracia los trabajadores gozaríamos de plenas garantías de dignificación en nuestro menester y en nuestro salario. Hoy, con estos nuevos demócratas venidos de lo "peorcito" de cada casa, nos hemos convertidos en esclavos, nos han robado nuestras viviendas, y hasta nos han ahorcado. Este trabajador no se ahorcado, lo ha hecho la desidia de un Gobierno que no hace nada de nada y que sólo se aplica en las horas de las elecciones.

Esto no es una crisis, es puro y duro capitalismo. Un capitalismo que puede costar muy caro a quienes niegan a los pueblos el derecho de ganar, con sudor, pero con dignidad, el pan cotidiano. España, por desgracia, se acerca al 26% de paro, sin contar con que hay un 50% de una juventud valiosísima que está más parada que el caballo de cartón de un fotógrafo. Si ésta es la Europa que se nos ofrece, quiero que me borren de inmediato de todos los censos. Rajoy ha dicho -en relación a la propuesta de independencia de Cataluña- que fuera de España y de Europa no hay nada. Es que dentro de ellas, tampoco. Sólo miseria, esclavitud y hambre, y ricos y más ricos cada día.

A nuestro país, al que han ayudado mucho en este menester los abundantes incendios, le puede faltar árboles para tantos ahorcados que, como J.R.L., han encontrado en ellos su último suspiro y se han dejado vencer por la crisis, que no es crisis, sino un atraco a mano armada por parte del Poder.

¿Estamos solos? Más solos que la una. Si triste y deplorable es que el gobierno no analice esto que está pasando, aún es más triste que los medios de comunicación obvien tan amarga noticia que pasó en Sevilla hace una semana, en la Sevilla del XX Aniversario de la Expo, en la Sevilla de las vacas gordas del 92, que hoy se muere de HAMBRE porque la desidia de los políticos edilicios y del Poder central no cumplen el deber para el que fueron votados: proteger al pueblo, que es, y debe ser, siempre soberano.


11 comentarios:

  1. Sí, estamos solos y siempre lo hemos estado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Totalmente solos. No es éste el primer suicidio, ni por desgracia será el último. Los medios de comunicación callan, igual que los políticos miran para otro lado, total, a ellos no les pasará: siempre tendrán trabajo, dinero, bienestar.... El drama de los desahucios que se están produciendo tampoco lo cuentan, a lo mejor uno por aquello de. Cada vez más solos y desamparados. Esa es la pura y dura realidad.

    ResponderEliminar
  3. Desgraciadente, estamos totalmente solos. Esto es una tierra sin gobierno que gobierne en todos los asuntos que le competen, y eso es peligroso. El ciudadano se ve totalmente desprotegido.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, Esperanza, ya sé que no es el primero, pero no es lógico que los medios hayan callado la triste noticia de este último, al menos por ahora. Las familias no pueden más y los desahucios están a la orden del día. Mi bloque, que tú bien conoces, se ha triplicado en tres años de hijos, nueras y nietos que no han tenido más remedio que irse de sus viviendas. ¡Qué pena! Y espera a que pasen las elecciones gallegas y vascas..., nos van a crujir los huesos.

    ResponderEliminar
  5. Estoy viendo el programa SALVADOS, en La Sexta, que hoy se titula "Jugando a banqueros" y vaya de la playa, el tema no hay por donde cogerlo. Menuda panda de sinvergüenzas robando el dinero a mansalva. Reuniones de consejos donde iba todo Dios en Grecia, Rusia, India, etc. Reuniones de dos horitas y luego se quedaban de turismo cuatro días. Indemnizaciones de millones y millones, la política en todo.... Y cuando han terminado de esquilmar nuestro dinero, tenemos que pagar nosotros. Estamos rodeados. Esto es de juzgado de guardia.

    ResponderEliminar
  6. Tus sobrinos, y algunos amigos, me han hablado muy bien de este programa y con la valentía que saben desarrollar los temas. No sé si sabes que no veo jamás la televisión. Soy hombre de prensa y radio, aunque ya me estoy cabreando porque te ocultan muchas noticias, como el suicidio de ese trabajador de Esabe en Sevilla.
    Aquí hay que ponerse el salvavidas, no votar a nadie, absolutamente a nadie, volver a las papas en amarillo con la humildad del laurel, gozar de lo poco que nos toque y olvidarnos de estos ladrones que, encima, quieren hacernos sentir que estamos equivocados. Ellos siempre están por encima del Pueblo. ¿Democracia? ¡¡Y un mojón, con acento sonoro en la ón, pero para todos ellos!!

    ResponderEliminar
  7. Terrible noticia, Emilio. No he escuchado por Sevilla ninguna movilización de los sindicatos (CCOO, UGT, etc), esos que siguen recibiendo mucho dinero público, reclamando la falta de pago de una empresa multinacional como ESABE ni repercusión de ningún tipo.
    El Instituto Municipal de Deportes de Sevila supongo que debería tener alguna responsabilidad por la falta de pagos de los salarios de los trabajadores de sus proveedores.
    OS aporto un pequeño detalle: en mi empresa se reciben, prácticamente a diario, notificaciones de Hacienda para embargar los pagos a los proveedores que tienen deudas con la administración, bajo amenaza de embargarnos a nosotros. Sin embargo un trabajador puede llevar meses sin cobrar y nadie le ampara. No, no estamos solo, los gobernantes nos vigilan para tratar de arruinarnos completamente.
    Me apunto a las papas en amarillo con la humildad del laurel pero a estos ladrones no los podemos olvidar, hay que perseguirlos de alguna manera.

    ResponderEliminar
  8. Ya te digo que no tenía ni idea de esta terrible noticia ocurrida el pasado día 8 en nuestra ciudad. Ningún medio escrito ni de radio dio cuenta de ello, lo que aún hace más terrible esta tragedia. El día 12, casualmente, me enteré por un programa de divulgación general. ¿Cómo puede pasar esto y con tanta impunidad?
    Me imagino que el señor Zoido, que se apunta a todas, debería de dar cuenta y ser subsidiario de lo que pasó. El Instituto Municipal de Deportes le pertenece directamente a él..., pero pasa, y eso que es o fue Magistrado. Aquí, como siempre, la culpa al botones.
    Sé perfectamente cómo os sacan los duros a aquellos empresarios, como tú, que aún os arriesgáis a tener a varios trabajadores a vuestro cargo. Son unos ladrones, así de claro. España está en un desamparo social tremendo e injusto, y ésto, por desgracia, va a acabar muy mal: en cuando se acabe la paciencia de este pueblo modélico y ejemplar al que ha engañado su clase política, tanto la de izquierda como la conservadora.
    Me encantan las papas en amarillo, como me encanta la soledad cuando no es impuesta. Pero, ¿cómo persigue la gallina al zorro? Tal vez uniéndose 41 millones de gallinas.

    ResponderEliminar
  9. ¿Y a la administración quién le cobra? Porque a tu sobrina la han despedido y como ya te comenté la Junta de Andalucía no le paga la indemnización por despido ni el dinero que aún les adeudan porque -palabras textuales- "no tienen liquidez". Esto es un cachondeo, de verdad. El otro día se nos cayeron dos lagrimones viendo a un matrimonio ya mayor rebuscando en los contenedores de basura. La cara de los dos no te las puedo describir, se veía que antes tenían otra situación. Qué pena más grande, hasta la dignidad le quitan a uno. Y les da igual.

    ResponderEliminar
  10. Sé del caso de Tati, y también han dejado ahora a otra de mis sobrinas en la calle, a Irene, y con lo puesto. Todo lo que hablemos en este sentido y de que están haciendo lo que les da la gana, es para darse golpes en las paredes. También he tenido, como vosotras, la mala suerte de ver a mucha gente buscar en los contenedores. Se le viene a uno el alma a los pies.

    ResponderEliminar
  11. Rafael Sánchez Segura15 de octubre de 2012, 14:10

    Querido Emilio:
    Es impresionante lo que has escrito sobre ese compañero del mundo del trabajo. La cobardía de los que lo silencian. Callarse nunca. Decir la verdad siempre. Todos mis antepasados se murieron rabiando hasta llegar a mi padre, por lo tanto, yo me moriré rabiando, pero nuestro veneno interior no lo inyectamos durante nuestra existencia, y nos lo llevamos a la nada dejando solo las palabras escritas o en el aire. Llaman "locos" a los que se sacrifican en aras de la razón, porque todo vuelve al cauce de la injusticia, pero sin ellos, la vida no tiene sentido. Yo he luchado durante años en la clandestinidad contra Franco, por encima de mis propios intereses familiares que solo dependían de mi. Estuve, o estaré aún fichado por la policía como "el poeta". Luché por la Democracia, la Libertad y la Dignidad, porque la Democracia es lo menos malo para organizar a los seres humanos, pero la Democracia se ha deshumanizado, es un ahorcamiento colectivo mirando hacia ninguna parte.Me dan nauseas los poetas de bisutería. Los que solo miran hacia arriba, sin ver la inmundicia de su alrededor, por eso soy crítico ante todo, inconformista por naturaleza.
    Que nadie piense que ese hombre fue un cobarde, dejó detrás de si, un escupitajo y una diarrea para la sociedad de todo el orbe. Se vio solo rodeado de cobardes, protestando y consintiendo. Un cobarde nunca es capaz de suicidarse.

    MI MAS SENTIDO HOMENAJE A ESE COMPAÑERO.

    ResponderEliminar