jueves, 14 de junio de 2012

DESDE MI TORRE: ¡TRIANA SE ANIMA!


Parece que Triana se está animando, al menos en los medios de comunicación escritos, ya que hasta hace poco sólo salía su nombre para dar cuenta de algún que otro suceso, en los días de Velá y en los clásicos de la Semana Santa. Hoy, por fin, Triana levanta hasta pasiones por algunas de las realizaciones que quiere llevar a cabo el ayuntamiento y su tenencia de alcaldía, lo que es de agradecer porque desde hace muchos años Triana era la verdadera "Cenicienta" de Sevilla, muy a pesar de aportar como imagen turística casi el mismo tanto por ciento del peso de la gran Ciudad. Sólo, desgraciadamente, en la teoría.

Aunque hay cosas con las que no estoy plenamente de acuerdo, me alegro soberanamente de que mi viejo arrabal sea motivo de atención. Hasta ha nacido una plataforma ciudadana, que ahora se lleva mucho, y creo que para bien, llamada "Salvemos Triana... y Sevilla", que dice contar con cerca de 4.000 miembros de las llamadas "comunidades virtuales", lo que no me vale de mucho.

Tema principalísimo de esta plataforna ha sido frenar la idea, no sé si nacida del propio ayuntamiento o de su delegación trianera, de poner unos azulejos representativos sobre los lienzos de la zapata, tan cantada en canciones y coplas. Al parecer, el tema se ha parado por ahora, poniendo como mediador de intereses a nuestro paisano Alfonso Orce, Doctor en Bellas Artes y gran ceramista de tradición, que no sé qué papel va a poder hacer ahí, y al que creo lo han metido en buen lío de intenciones, ya que la citada plataforma ha solicitado la declaración de Bien de Interés Cultural de este viejo malecón del XVIII.


Por una parte, y sin darle la razón del todo a la "plataforma digital", creo que a Triana, barrio singular de la cerámica con excelentes ejemplos en las casas de sus calles, no hay que ceramizarla, no hay que alicatarla, como me parece que dijo hace unos días Antonio Burgos. La zapata es hermosa y le da a Triana un aspecto de pueblo antiguo: lo que siempre hemos querido ser. Lo que sí tiene que estar es perfectamente blanqueada y perfilada en sus relieves alberados. Aparte de que por la altura de los lienzos apenas serían visibles desde el frontal óptimo de los jardines de Rafael Montesinos y el Paseo de Colón, la operación sería más barata y más bella. Cal de Morón y brochas, cuantas veces sean necesarias, no llegarán a alcanzar la barbaridad de euros que se manejan para estos azulejos que estarán llenos de graffitis a los dos días. Claro está que a quien tira con pólvora ajena le da igual lo que la operación puede costar, aparte de que que también le da igual que el jabalí caiga de frente o de costado. No sé a quién se le ocurriría la idea de este alicatado de balcón de barrio barato, pero podía haber dado antes unas lecciones de estética y ornamentación.

Recuerdo la vieja idea de mi paisano de arrabal, Ángel Vela, de hacer de cada paño un mural pictórico con los mejores alumnos de Bellas Artes, murales sacados previamente a concurso, de lo que siempre nos olvidamos, incluso en este nuevo proyecto que parece que ya está ejecutado en parte sin que nadie se haya enterado. Era buena idea, aunque no la mejor, porque la mejor sin duda, al menos para mí, es el cuidado de la cal de Morón, lo vuelvo a repetir, más barata y más estética para el frontal de Sevilla. Disfrazar a Triana, como si fuera una lagarterana, es el mismo despropósito que querer abandonar nuestra identidad en busca de nuevos intereses, ya sean turísticos o comerciales.


El poderío cerámico de Triana te entra por los ojos desde que llegas al fielato de la Capilla del Carmen o te paras en el corazón del Altozano, o te adentras por San Jacinto o Pureza. No hacen falta más mimbres, aparte de que ya ha llegado la hora de que se abra el Museo de la Cerámica de Triana, en el que se van a albergar, aparte de las obras más significativas del barrio, la andarina colección Carranza. ¿Más muestras? Ahora bien, la citada plataforma se ha debido preocupar antes por el arrabal: cuando se tiraban a golpes de piquetas despiadadas sus más representativos corrales; cuando se hundía ante la dejación su singular mercado; cuando, todavía, está abandonado, en terreno de nadie, el cuartel de los civiles de su Cava; cuando se alquitranaba su calle más popular y emblemática, la antigua calle Larga; cuando la peatonalización de San Jacinto y sus horribles bancos -¿cerámicos en tierra de excelentes ceramistas?-; cuando se aniquiló al antiguo Puesto de Laureano, el Kiosco de las Flores; cuando se alzó el mastodonte arquitectónico del restaurante Abades... ¿Dónde esa plataforma "Salvemos Triana... y Sevilla"? ¿Salvarán también a Santa Catalina, por cuyo rescate el arzobispado se está haciendo el "longui", así como todos los capillitas sevillanos...?


Bueno es que Triana se anime, y que las polémicas creen un estado de opinión. Recuerdo que la idea de Ángel Vela de poner un recuadro cerámico en las casas de ilustres trianeros nacidos en ellas, o que en ella habitaron, o en ella murieron, fue magnífica. Hasta 23 me parece que pensó incluir el autor de la idea y de los textos en el callejero del barrio. Ahora, Triana, que secundó el inicio, parece un cementerio. Ya hay placas por todas las casas: de los "Amigos de la Ópera", de las hermandades del barrio -que han proliferado en retablos buenos y retablos horrendos-; carteles de la tenencia en castellano y portugués (?)... Tantas placas me afectan tanto a la vista que me cobaltizo aún más allá de mi página. Cualquier día es posible que me encuentre en alguna casa de mi arrabal: "Y aquí vivió el betunero que le limpiaba los zapatos a Gracia de Triana ". ¡Y eso no es serio, señores! Como tampoco es serio hacer un proyecto tan a la ligera como el de la zapata, ni el demasiado celo que esta plataforma está demostrando para que Triana no pueda expresar sus proyectos. 

Pero es bueno que Triana se anime, coño, que hemos estado orfandados desde que Alberto se nos fue un buen día del arrabal camino de Sevilla.


17 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola Emilio, le escribo en nombre de la PLATAFORMA SALVEMOS TRIANA... Y SEVILLA, comentarle que la iniciativa surgió a partir de la noticia del proyecto del ayuntamiento de colocar los tres enormes paneles de azulejos en le malecón que conocimos a través de la prensa local el pasado 22 de mayo. Es cierto que nos podríamos haber organizado antes para ayudar en otras cuestiones que usted apunta, pero siempre hay una primera vez. Tampoco somos ninguna asociación ni ningún estamento al que se le puedan pedir responsabilidades por acciones anteriores. Tan solo somos un grupo de ciudadanos, diversos e independientes, que hemos querido expresar una opinión colectiva, y que aunque sea por distintos motivos siempre dice que la bella zapata de Triana, obra ilustrada del siglo XVIII, lo que necesita es un proyecto de rehabilitación sin añadir ningún tipo de ornamentación. Ahora hemos decidido solicitar que sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC), con ello Triana y Sevilla contará con un monumento reconocido más y existirá una figura de protección al amparo de la Ley de Patrimonio. Le invitamos a que nos conozca un poco más de nuestro grupo, estamos en facebook y la recogida firmas sigue en change.org

    ResponderEliminar
  3. Me meteré en vuestra página para saber más de vuestra plataforma, que creía antigua en el tiempo. Como podéis observar, yo estoy de acuerdo en que la zapata lo que debe es ser adecentada convenientemente. Como dejo dicho, a mí personalmente no me gusta para nada la idea de los murales cerámicos, aunque evidentemente respeto a los que piensan lo contrario.

    ResponderEliminar
  4. Me resulta curioso esa espontaneidad en el surgimiento de la plataforma y me da que pensar. Es obvio que lo primero que hay que pedir es que el murallón de finales del siglo XVIII sea declarado como elemento BIC y a partir de ahí proponer las ideas correspondientes. En Triana hay diversos monumentos declarados como BIC y en la actualidad algunos de ellos están en un lamentable estado de abandono. En Triana en la red hemos denunciado recientemente el estado de la fachada de La Casa de las Columnas; las zapatas del Puente de Triana han estado descuidadas durante muchos años y todo esto sin entrar a valorar el daño que, durante los últimos años, se le ha causado al caserío de Triana. Por poner otro ejemplo, El corral de la Encarnación ha sido declarado bien de interés Etnológico y ya ves en lo que han convertido la fachada del corral y a nadie se le cae la cara de vergüenza. ¿Conoce la plataforma del secuestro de las Almonas Trianeras en el garaje de un edificio de la calle Castilla?. ¿No tienen nada que decir de los edificios que construyeron en el interior de la Hispano Aviación? ¿Han ido a la Plaza de San Martín de Porres y han observado la fuente? ¿No les causa fatiga el alquitrán de la calle Pureza, donde les recuerdo que existe la iglesia más antigua de Sevilla, además de otros elementos BIC? Podríamos estar escribiendo durante horas, pero, si están interesados, invito a los miembros de la plataforma a una excursión por Triana; ya le iremos explicando algunas cosas.
    Ya en su día el murallón objeto de la polémica quedo inconcluso por falta de presupuesto; el proyecto original contemplaba su construcción hasta el Puerto de Camaroneros. Considero que es un buen momento para actuar de alguna manera sobre este gran lienzo trianero, sin descartar nada y desde luego sin ningún tipo de empeño en alicatarlo. No maltratemos más a Triana.
    José Luis Jiménez

    ResponderEliminar
  5. Sin duda estoy de acuerdo con todo cuanto dices, aunque en el comentario de la Plataforma se especifica que "siempre hay una primera vez" y que no es una asociación a la que se deba achacar las anteriores atrocidades cometidas en Triana. Quizás -lo digo también con mis reservas- es bueno que este tipo de asociaciones proliferen. En Triana, nosotros deberíamos haber creado una plataforma crítica hace mucho tiempo. Fuimos cuatro gatos los que asumimos en su día algunas reivindicaciones, pero no hubo peso específico detrás. Creo que con tu excelente opinión, los miembros de esta plataforma aceptarán esa visita a Triana para que también alcen su voz contra tantos desmanes.
    Yo sigo considerando que el malecón y la zapata merecen una atención preferente y a fondo, y después mucha cal de tu segunda tierra de Morón y cierta vigilancia para los impulsivos "graffiteros".

    ResponderEliminar
  6. Mientras que la plataforma no tenga otro fin contará con mi respeto.
    Aprovechando que mencionas la CAL de Morón, una de las señas de identidad de mi otro pueblo, quiero informar a los blogueros de la existencia, en Las Caleras de la Sierra de Morón, de un excelente museo de la Cal. No dejen de ir, además de un bonito paisaje podrán conocer de cerca una de las industrias más antiguas de Andalucía. Además recientemente la CAL de Morón ha sido declarada por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
    Os dejo el enlace del museo: www.museocaldemoron.com

    Un poco de publicidad para el pueblo no viene mal.

    ResponderEliminar
  7. Pues mejor que mejor si algo como la cal de Morón arregla el malecón y la zapata. Algo se merece el barrio de un Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, ya que el del Flamenco para nada ha servido. Visitaré la página.

    ResponderEliminar
  8. Hola de nuevo, muchas gracias por animaros a conocer nuestra plataforma y por vuestros comentarios. Especialmente al autor por su blog y permitirnos expresarnos aquí. Estoy de acuerdo en todo lo que comentáis y personalmente la ruta que propones me parece muy interesante que se de a conocer. Nuestra reacción ha sido por todo lo que ha ocurrido anteriormente y porque creemos que si se consigue una acción como la que pretendemos se puede generar una cultura posterior al menos durante unos años. Ya nos han contado el capítulo de los años setenta en el cual se pretendió demoler el Puente de Triana (antes de ser declarado BIC en 1976), y a raíz de opiniones y quejas, se cambió el rumbo y afortunadamente hoy existe. Por otro lado, debido en parte a que nuestro tiempo es reducido y sólo con el objetivo de la zapata ya nos requiere muchísima atención (somos ciudadanos sin mas), sólo nos vamos a dedicar a este acometido y fin. Tenemos 2 reivindicaciones: una dirigida al ayuntamiento, para que oiga la voces de los expertos y comience un adecuado estudio y proyecto de restauración del malecón; y la otra estamos redactando un documento para solicitar a la Consejería de Cultura que el malecón y el entorno (pues el muelle de la sal tampoco está protegido) sea considerado BIC. Os animamos a que leáis la carta de petición y la firméis. Os dejo el link al final.
    No conocía que la cal de Morón fuera Patrimonio Inmaterial,¡muchas gracias! Me alegro por ello y os doy la enhorabuena. ¡Seguro me paso! A mi me parecería maravilloso que la idea de partida hubiera sido algo tan lógico, sencillo, cotidiano y bello como encalar.
    Firmas: http://www.change.org/petitions/juan-ignacio-zoido-alcalde-de-sevilla-parar-la-colocaci%C3%B3n-de-enormes-murales-de-azulejos-en-el-malec%C3%B3n-de-triana

    ResponderEliminar
  9. Triana queda demasiado lejos para esta novísima plataforma inspirada por el malecón como si fuera una amarga habanera. Para ver los problemas de Triana hay que atravesar el puente. ¿Acaso se salva Triana blanqueando "la bella" zapata? Desde luego la primera parte del proyecto hay que realizarla y la segunda someterla a la opinión de los trianeros. Invito a los anónimos defensores de Triana que se pasen por Triana en la red. Imagino, por el ímpetu de su comienzo, que no habrán gastado toda la pólvora dedicada a la otra orilla, esa que siempre quedó tan lejos de la Plaza Nueva.

    ResponderEliminar
  10. ... y al anónimo "vocero" de la plataforma una sencilla pregunta: ¿Son partidarios de la Torre Pelli? ¿Creen que queda bien donde se han empeñado unos todopoderosos en plantarla? Ese lugar es también Triana, por si acaso no lo saben y todavía se creen que la Cartuja es "una isla".
    Esperamos respuesta para irnos conociendo.

    ResponderEliminar
  11. No sé por qué, me da buen pálpito esta plataforma que ha aceptado, de buen grado, la invitación a pasear Triana que le ha ofrecido José Luis Jiménez. Me da buen pulso el poder de convocatoria de las nuevas tegnologías. Aparte, me parece que no son orgullosos de su eco, sino personas a los que les gustaría sentarse para dialogar no sólo de este tema, sino de cuantos atañen a una Ciudad a la que tanto amamos y que tiene en nuestro barrio su reflejo.
    Yo siempre estoy abierto a estas nuevas iniciativas que, por el momento, ha parado la descabellada idea de una Triana demasiado "ceramizada". Alfonso Orce, nuestro paisano, creo que sabrá informarnos.

    ResponderEliminar
  12. Querido Ángel: Bastaría que te metiese en su página para despejar al anónimo "vocero". También "Triana en la Red" no deja de ser una plataforma "anónima" en la que están representados muchos trianeros. Ellos, el primer proyecto que han ideado es el de parar la "ceramización" de la zapata, pero están abiertos a todas las ideas. ¿Y si, al final, este fuese el camino a seguir para salvar a Triana de tantos despropósitos?

    ResponderEliminar
  13. Vamos a ver, Emilio. En principio Triana no está tan ceramizada como debiera; las placas son todas justas, y si alguna no gusta o no procede, será la excepción. Triana tiene tanto extraordinario que airear que es imposible llegar al ridículo nivel que apuntas.
    Triana en la red NO es anónima, los artículos están firmados, aquí nadie se esconde. Y no son tantos los representados, solo un pequeño grupo hasta ahora. Y si alguien lo pide estoy seguro de que se puede dar hasta el DNI.
    Creo que lo primero que hay que hacer es conocer de cerca el proyecto. No se trata de "alicatar" como peyorativamente se ha repetido...
    En fin, creo que ya he dicho todo lo que pienso sobre el tema. Ahora espero que "el anónimo vocero" conteste a las preguntas que le he propuesto para eso, para ir conociendo a nuestros nuevos "salvadores". Y me gustaría conocerlos por donde han entrado con su voz... Por cierto, que los esperamos también en Triana en la red.

    ResponderEliminar
  14. Querido Ángel: Yo sí creo que Triana está demasiado ceramizada, pero tan sólo es mi opinión. El ridículo nivel que apuntas me lo dijiste tú al inicio feliz de estas placas, que serían veititantas, no recuerdo bien ahora si 23 ó 27, pero eso es lo de menos, es que han proliferado como hongos. En mi conferencia sobre Triana en Valladolid puse en transparencias más de 200 artistas del barrio, y no estaban tdos. ¿Ponemos 200 placas?
    Me he explicado mal en lo de "Triana en la Red". He querido decir que no es una página donde haya un consejo de redacción, unas reuniones periódicas para ver qué temas se van a tratar. No creo que nadie tenga que decirme qué es "Triana en la red".
    En cuanto al "vocero" anónimo, el creador de la página es Juan Antonio Sánchez Muñoz, al que sólo conozco a través de la misma, que creo evidentemente que te contestará.
    Lo del tema de la zapata es cuestión de gustos.

    ResponderEliminar
  15. Por no dejar en 13 los comentarios, Emilio. ¿Quién y cómo han aceptado mi invitación a pasear por Triana?.

    José Luis Jiménez

    ResponderEliminar
  16. Es que se ha perdido un comentario de la Plataforma que he rogado vuelvan a enviármelo, ya que me lo han enviado equivocadamente como correo en vez de publicarlo en el blog. Uno de los responsables, al menos el creador de la página es Juan Antonio Sánchez Muñoz, quien también te agradecía la información de que la cal era Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Cuando se publique, lo entenderás todo.

    ResponderEliminar
  17. Un poco más para arriba ya está metido el comentario perdido, que el ordenador me había guardado como spam.

    ResponderEliminar