domingo, 11 de septiembre de 2011

TRIANA EN LABIOS DE LA COPLA (100)

SEÑORA SANTA ANA Y VELÁ


Non fue por cierto mi carrera vana,
pasando la puente del Guadalquivir,
a tan buen encuentro que yo vi venir
rribera del río, en medio Triana,
a la muy fermosa Estrella Diana,
cual sale por mayo al alva del día,
por los santos passos de la romería:
muchos loores aya Santa Ana.

Micer Francisco Imperial

***


POR LA FE DE ALFONSO EL SABIO

Vasallo del dolor, el Rey Poeta
que ardiendo en fe se encomendó a María,
un templo a Santa Ana ofrecería
por la salud del cuerpo que le inquieta.

El milagro se obró y alcanzó meta
la ansiada elevación, cual melodía
eurítmica, por donde se abre el día
todo vitral, orante como asceta.

El templo medieval de Santa Ana,
la "Catedral" vetusta de Triana,
es Santa Madre de la de Sevilla.

Y en el trascoro, cual visión gloriosa,
celeste flor, la Virgen de la Rosa,
exhala su perfume sin mancilla.

Fernando de los Ríos y de Guzmán

***


A SEÑORA SANTA ANA

¡Señora Santa Ana!
Abuela de Cristo
y Madre de María!
Con nuestras oraciones te invocamos
en la aurora festiva de tu día.

Tuya es el alma de Triana,
del viejo barrio nacido en tu regazo.
Trianera y morena es tu figura
como el Niño que juega entre tus brazos.

La noria de los siglos no está quieta
y sigue en su círculo rodando,
pero Tú eres la misma, la de siempre,
la que el tiempo conserva en relicario.

Y sigues en Triana, en tu Parroquia,
en la Real de don Alfonso El Sabio,
en ese tesoro de tradición y arte
que los hombres de ayer te regalaron.

Hoy las campanas repican de alegría,
y de júbilo repicarán los labios,
ofreciéndote, ¡Señora Santa Ana!
las flores y piropos del rosario.

Ramón Jiménez Tenor

No hay comentarios:

Publicar un comentario