sábado, 17 de septiembre de 2011

POEMAS DE MI ARMARIO: EL TORO MÁS FUERTE QUE BELMONTE


LA GRAN MUERTE

Le crecieron colores a la vida
cuando iba Juan jugando con la suerte
y ponía barreras a la muerte
ante un toro de brava acometida

que removía el albero en la encendida
 acción suicida de su paso fuerte
hasta caer después su mole, inerte
de pelo negro y de escarlata herida.

Parar, templar, mandar, ese es mi sino
-se recitaba Juan por el camino
de los sueños que surca el horizonte-.

Paró, templó y mandó, mas nunca pudo
con esa soledad que le entretuvo…
¡El morlaco más fiero de Belmonte!

Emilio Jiménez Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario