viernes, 12 de agosto de 2011

TRIANA EN LABIOS DE LA COPLA (70)

NOSTALGIA Y DIÁSPORA


LA DUDA

Tú que vives, hermano, en la otra orilla
de este Guadalquivir que ya no es río,
sino un espejo turbio, roto y frío
en el que no se mira ya Sevilla.

Dime si ante la luz del alba brilla,
con el oro del sol, el barrio mío;
si se llenan los aires con el brío
de su presencia cálida y sencilla.

Noches de insomnios cruzan por mi frente
y un rosario de sombras se desgrana
por mi cansado pecho tristemente.

Te ruego que me digas si mañana,
aunque no exista río, ni haya puente,
no morirá mi barrio, mi... ¡Triana!

Manuel Pacheco Segura

***


DESDE LA NOSTALGIA
(Acróstico)

Te contemplo, Triana, en tu agonía,
Recordando pasados esplendores.
Invocando rosales ruiseñores
A cantar tu dolor, Triana mía.

No se olvida, Triana, tu alegría.
Añorando, Triana, tus colores,
Te recuerdo, Triana luz y flores,
Ensoñando tu río, noche y día.

¡Qué dolor, ay Triana, tu grandeza!
Una muerte de plácida belleza
Imagino en tu cuerpo pinturero.

Enamorado viendo tu tristeza,
Reprimiendo llorar, con entereza,
Orgulloso te digo que te quiero.

M. J. Perales


2 comentarios:

  1. El "Acróstico" es demasiado triste y profundo, sino fuera por la última estrofa....
    Parece la "crónica de una muerte anunciada".
    Desconocía a M.j. Perales,o se me habrá pasado por alto en su blog, si alguna vez apareció.
    Muy brillante "Desde la nostalgia".

    ResponderEliminar
  2. Pero Triana jamás morirá. Siempre nos queda su espíritu. La mayoría de los trianeros viven en el Polígono y en varios parecidos, pero siempre vienen a las fiestas del barrio: Rocío, Corpus, Velá y, por supuesto, en Semana Santa. Yo llevo 15 años fuera del barrio..., y quien lo diría.

    ResponderEliminar