jueves, 7 de abril de 2011

CANCIONES POR NUESTRAS VIDAS: LA ÉPOCA DEL ALUVIÓN (130)

DOLORES VARGAS "LA TERREMOTO"

Continuando con los grandes éxitos de la década de los sesenta a los setenta, nos encontramos con una rumba que hizo furor en aquellos años de aluvión, tal como los hemos denominado. La rumba con letra de J. Castellón y música de Felipe Campuzano, titulada "Achilipú", no dejó a nadie indiferente. Pegadiza cien por cien, fue uno de los grandes éxitos de Dolores Vargas "La Terremoto", la guapísima hermana de "El Príncipe Gitano". Esta rumba la versionaron también Argentina Coral y Las Grecas:

Achilipú,apú apú,achilipú apú apú, / achili,achili achili chili, / achili achili chili,achili achili chili,achili, / achilipu,apú apú,achilipú apú apú. / Si yo tuviera un palacio, / yo nunca te dejaría. / Si yo tuviera un palacio, / yo nunca te dejaría, / porque yo soy reina mora, / reina de la morería. // Achilipú,apú apú,achilipú apú apú, / achili,achili achili chili, / achili achili chili,achili achili chili,achili, / achilipú,apú apú,achilipú apú apú. // Con esos ojos que tienes, / yo nunca te dejaría, / con esos ojos que tienes, / yo nunca te dejaría, / porque tienes ojos negros, / negros de la morería. // Achilipú,apú apú,achilipú apú apú, / achili,achili achili chili, / achili achili chili,achili achili chili,achili, / achilipu,apú apú,achilipú apú apú. // Si te casaras conmigo, / yo nunca te olvidaría, / si te casaras conmigo, / yo nunca te olvidaría, / porque yo soy reina mora, / reina de la morería. // Achilipú,apú apú,achilipú apú apú, / ay ay ay,achili,achili achili chili, / achili achili chili,achili achili chili,achili, / achilipu,apú apú,achilipú apú apú. / Achili,achili achili chili, / achili achili chili,achili achili chili,achili, / achilipu,apú apú,achilipú apú apú.

Una hermosísima canción, como todas las suyas, vendría en la voz del argentino Alberto Cortez casi a la finalización de esta década: "Cuando un amigo se va" (1969), una maravillosa composición que aún se sigue escuchando con veneración en nuestros días:

ALBERTO CORTEZ
Cuando un amigo se va / queda un espacio vacío / que no lo puede llenar / la llegada de otro amigo. / Cuando un amigo se va / queda un tizón encendido / que no se puede apagar / ni con las aguas de un río. / Cuando un amigo se va / una estrella se ha perdido, / la que ilumina el lugar / donde hay un niño dormido. / Cuando un amigo se va / se detienen los caminos / y se empieza a revelar / el duende manso del vino. / Cuando un amigo se va / queda un terreno baldío / que quiere el tiempo llenar / con las piedras del hastío. / Cuando un amigo se va / se queda un árbol caído / que ya no vuelve a brotar / porque el viento lo ha vencido. / Cuando un amigo se va / queda un espacio vacío / que no lo puede llenar / la llegada de otro amigo.

Una canción que se hizo muy célebre a inicios de la década fue el fox "Comunicando" (1960), con letra y música de L. Escobar y López Segovia, que grabase e interpretase la chilena Monna Bell, pero que hiciera popularísima, hasta el punto de ganar el II Festival de la Canción de Benidor, el también chileno Arturo Millán. Seguro, seguro que tienen que recordar esta canción:
Quise decirte vida mía, / lo que por ti yo estoy pasando, / pero no pude, pero no pude / porque estabas / comunicando, comunicando, comunicando. / Quise decirte que me muero, / que por tu culpa estoy penando, / pero no pude, pero no pude / porque estabas / comunicando, comunicando, comunicando. / Comunicando, comunicando, / con quién podías estar hablando, / tú indiferente y yo esperando / que no estés al llamarte / comunicando, comunicando. / He de decirte tantas cosas, / pero mi vida cómo y cuándo / si cuando llamo, si cuando llamo / tú estás siempre / comunicando, comunicando, comunicando. / Comunicando, comunicando, / con quién podías estar hablando, / tú indiferente y yo esperando / que no estés al llamarte / comunicando, comunicando. / He de decirte tantas cosas, / pero mi vida cómo y cuándo / si cuando llamo, si cuando llamo / tú estas siempre / comunicando, comunicando, comunicando. / Comunicando, comunicando, / comunicando comunicando.

Otra canción jamás olvidada fue la que con su autoría nos trajo el mexicano Armando Manzanero con el título "Esta tarde vi llover", un precioso bolero que desde entonces, y para siempre, se ha quedado en la memoria colectiva, y que ha sido versionado en las voces de otros importantes intérpretes:

Esta tarde vi llover, / vi gente correr / y no estabas tú. / La otra noche vi brillar / un lucero azul / y no estabas tú. / La otra tarde vi que un ave enamorada / daba besos a su amor ilusionada / y no estabas tú. / Esta tarde vi llover, / vi gente correr / y no estabas tú. / El otoño vi llegar, / al mar oí cantar / y no estabas tú. / Yo no sé cuánto me quieres, / si me extrañas o me engañas, / sólo sé que vi llover, / vi gente correr / y no estabas tú.

Una canción de "Los Brincos", grupo español del que nos ocupamos en páginas anteriores, logró también un gran bombazo el año 1966. Nos referimos a "Un sorbito de champagne", que vendría a sumarse a los constantes éxitos de este grupo al que se denominó como los "Beatles" españoles:

Nunca te podré olvidar, / porque me enseñaste a amar. / Con un sorbito de champán / brindando por el nuevo amor. / La suave luz de aquel rincón / hizo latir mi corazón. / Es tan fácil recordar / siempre que vuelvo a brindar. / Con un sorbito de champán / brindando por el nuevo amor. / La suave luz de aquel rincón / hizo latir mi corazón. / Y entonces fue cuando te besé. / De tu mirar, yo me enamoré. / Con un sorbito de champán / brindando por el nuevo amor. / La suave luz de aquel rincón / hizo latir mi corazón. / Y entonces fue...

Y mañana, si Dios quiere, un poquito más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario